miércoles, 10 de mayo de 2017

Inventos inquietantes

LIMPIADOR ANAL PORTÁTIL

Los japoneses son un pueblo muy limpio y poco habituado a los olores fuertes, por eso inventaron este aparatito. Este bidet de viaje puedes meterlo en la mochila y acampar durante días sin preocupaciones. Podrás ir al Festival de Benicassim y tirarte una semana sin oler a humanidad, porque con este lavabo tendrás la higiene íntima y muy íntima resuelta. Eso sí, cuesta 150 dólares.

EL GATO ROBOT

Igual a Doraemón, pero menos naranja, este gato robot que los japoneses inventaron para los alérgicos. No suelta pelos, aunque puede maullar y deslizarse entre tus piernas como un gato de verdad. Ronronea cuando lo acaricias y te hace compañía si lo has dejado con tu pareja. Es el primero de la serie robótica 'Cerca de ti' (Near me) Costaba en su momento (2004) unos 400 dólares, ahora hay versiones más baratas y sofisticadas.

BOMBAS DE PULGAS

Esta bomba fue creada en 1940 por científicos japoneses durante la II Guerra Mundial como parte del armamento bacteriológico nipón. En vez de pólvora, hierro y demás...los japos usaban a los insectos. Las bombas estaban llenas de pulgas infectadas que fueron lanzabadas sobre el enemigo provocando brotes de cólera, ántrax.

UN PROTEGE CABELLOS PARA COMER ESPAGUETTIS RELAJADAMENTE

Nosotros comemos espaguettis, los japoneses, creadores de este invento, comen noodles, esa especie de fideos con los que se hacen los más variados platos. Para disfrutar de las comidas sin ponerte el pelo hecho un asco, es este artefacto de goma ajustable al rostro. Mejor si la comida es en privado, porque no me imagino en un restaurante con un aditamento como este mientras charlamos de lo rico que está todo.

CRISTAL PARA VOLAR


Fue desarrollado a partir de la efedrina por el químico japonés Nagai Nagayoshi en 1893 y luego se resumieron en forma de cristales 26 años después, la metanfetamina cristalina se suponía que debía ser utilizado para tratar ciertos trastornos clínicos, sino que se ha convertido en una manipuladora juguetona del cerebro, bastante dañina, a juzgar por lo que ha hecho a a Charlie Sheen.

CONTROLA EL ROBOT CON LA MENTE

Basta colocarse este sombrero hecho de redecillas, cables y conectores que permiten accionar el robot con la mente. Mucho cuidado con los pensamientos, porque el robot podría desatarse...Ellos harán el trabajo y tu mente se convertirá en el mando. El Gobierno nipón y la industria tecnológica trabajan juntos para potenciar el poder del cerebro. Esperan que muy pronto se pueda accionar el teléfono y la tele con solo pensarlo...¡Uy, el sueño de muchos perezosos!

Publicar un comentario