sábado, 27 de mayo de 2017

Fotos de artistas del Hollywood de la "era dorada"

Excepcionales fotografías de estrellas, como ésta de Marlon Brando en "Un tranvía llamado deseo" (1950) componen la serie "El glamour de los dioses" donde se muestran algunos de los rostros más conocidos de la era dorada de Hollywood.

Cada foto pertenece a la colección de la Fundación Kobal, establecida antes de la muerte del historiador de cine John Kobal en 1991. El principal propósito de la exposición es “devolverle los nombres de los fotógrafos a las fotos”, además de rendir homenaje a Kobal. En esta aparece Marlene Dietrich en el plató de "Alta tensión" (1941).

Dance y su co-curador John Russell Taylor tardaron varios meses en escudriñar las 3.000 fotos y decidir cuáles se incluirían en la serie. Entre las escogidas, ésta de Rock Hudson en "Pijama para dos".


Dance declaró que era importante revisitar este arte porque se ha vuelto obsoleta “la fotografía anticuada”. “Hoy vivimos en un mundo digital. Las fotos salen de la máquina y van directo a los periódicos, nunca hay un retrato en el medio”, agregó. Retratos como éste icónico de Grace Kelly en 1956.


Eugene Robert Richee dirigía el estudio de retratos de Paramount Pictures, con el cual tenía su contrato Louise Brooks, uno de los rostros más famosos del cine mudo. Esta espléndida imagen enfatiza la tez de la actriz, su peinado único y sus perlas. “Lo que podría haber sido una foto difícil se ha convertido en una obra maestra de la fotografía de los años 20”, opina Robert Dance.


Esta foto de Vivien Leigh fue tomada en el plató de “Lo que el viento se llevó”. Se cree que fue captada como parte de una composición por Laszlo Willinger sobre la actriz británica Leigh. Dance dice que la foto “extraordinariamente conmovedora” capta la “esencia de Scarlett”.


Muchas de las fotos, como ésta de Loretta Young, fueron repartidas por los grandes estudios de Hollywood que contrataban a los actores. Miles de imágenes, marcadas “libre de derechos de autor” se enviaban a admiradores y a la prensa, lo cual significó que la obra de los fotógrafos de estudio nunca recibió el debido crédito.


George Hurrell ha sido descrito como “uno de los más grandes de fotógrafos de glamour”. Comenzó a trabajar en MGM en 1930 y su carrera continuó hasta los años 60. Dance dice que sus fotos “literalmente hacían brillar a las estrellas de cine”. En esta aparecen Clark Gable y Joan Crawford, en "Alma de bailarina".


Cuando se tomó esta foto, Elizabeth Taylor tenía 16 años de edad y estaba recién comenzando su carrera. La actriz se convertiría en una de las estrellas más grandes de Hollywood. El interés de la prensa en la vida de Taylor ayudó a engendrar los “paparazzi”, cuyas fotos constituyen una parte fundamental de los medios hoy en día.


Joan Collins en "Siete ladrones". 








Publicar un comentario