miércoles, 31 de mayo de 2017

Las 69 posturas del Kama Sutra aplicadas al trabajo

Dos autores españoles sugieren consejos y técnicas para ser más felices en nuestro empleo, a través de su libro ’Kamasutra en la empresa: 69 posturas que te darán placer en el trabajo’.

Por mucho que todos soñemos con ganar la lotería y dejar de trabajar, la triste realidad es que las posibilidades de llevarnos el premio gordo en un juego de azar son más bien escasas.

Por ello, dos autores españoles proponen en su libro "Kamasutra en la empresa: 69 posturas que te darán placer en el trabajo", 69 consejos para intentar que seamos más felices en nuestro empleo donde ocupamos la mayor parte de nuestro tiempo.

Pero, por sugerente que parezca el título de este libro, nada tiene que ver con posturas sexuales. Se trata más bien de ideas y técnicas para salir airoso de los problemas cotidianos de cualquier índole en nuestro puesto de trabajo.

Los responsables del manual son dos periodistas Rafael Galán y Fernando Montero que aseguran que "le interesará a cualquier persona que no tenga más remedio que trabajar, sea cual sea su posición en la empresa".

La idea de relatar en un libro 69 posturas basadas en problemas y anécdotas del mundo de la empresa (como órdenes de última hora, compañeros que aspiran a ascender por encima de cualquier cosa, jefes muy autoritarios o que no valoran a sus trabajadores) surge en el contexto de un cambio de paradigma en los negocios y en el comportamiento de la gente en las empresas, donde se exige más esfuerzo por peores salarios y por lo tanto, hay un mayor descontento, argumenta Rafael Galán.

Y para ello, "se nos ocurrió que el Kamasutra, que es un tratado lleno de técnicas sobre el deseo, la manipulación y el cortejo social podía ser una buena base", explicaron los autores.

En definitiva, se trata de experiencias e historias con las que quien más, quien menos, se va a identificar ya que se basan en la experiencia de los autores y de los testimonios que han recogido. También han colaborado expertos y todo para elaborar este manual de supervivencia con consejos para sortear situaciones que se repiten en las empresas.

Entre las posturas, se encuentra la número 24: dirigida a aquéllos que sufran de un jefe excesivamente exigente y siempre encuentra algo que corregir. La postura consiste en introducir adrede un error que sea muy visible para que el jefe lo detecte rápidamente, aporte su granito de arena y quede satisfecho.

De gran utilidad puede resultar también la postura del exorcista, dirigida a esquivar obligaciones que nadie quiere hacer y que, en el último momento, caen en nuestras manos. En este caso, lo mejor es intentar convencer a nuestro superior de que se trata de un encargo de poca importancia para nuestro cargo, y que andamos trabajando en un proyecto de mayor envergadura. Así se lo encargará a otra persona en la empresa, más liberada que nosotros.

En definitiva, se trata de sobrevivir lo mejor posible en nuestro puesto de trabajo y lo mejor es tener buena psicología para salir lo más airosos posible.

Publicar un comentario