martes, 30 de mayo de 2017

Cuando los nazis usaban muñecas inflables

La alta cifra de soldados contagiados de sífilis durante la campaña de Francia, habría llevado a Adolf Hitler a encargar miles de muñecas inflables para uso de la tropa. Así lo revela un libro acerca de la Segunda Guerra, publicado en Inglaterra.


"Muchos más soldados fueron abatidos por enfermedad que por las balas. La sífilis fue un problema del que Hitler era consciente, e incluso se rumoreaba que lo había sufrido en sus propias carnes. Esta medida fue un intento de detener la propagación de enfermedades de transmisión sexual", afirma el cronista británico Graeme Donald, autor del libro "El babero de Mussolini", de reciente publicación en el país.


En declaraciones recogidas por el periódico madrileño ABC, el autor explica "estaba investigando y me encontré con algunas referencias acerca de muñecas hinchables nazis y me enteré de que Hitler estaba detrás de todo".

Desafortunadamente, no existe evidencia física de la existencia de las muñecas, y se cree que habrían sido destruidas durante el bombardeo aliado de Desden, ataque aéreo que arrasó esa ciudad alemana.
La curiosa noticia añade un nuevo elemento a la lista de proyectos descabellados ideados por Hitler y su entorno. Entre otras cosas, el doctor Jan Bondeson, de la Universidad de Cardiff, reveló que el líder nazi planeaba crear un ejército de perros superdotados, capaces de leer y escribir...
Publicar un comentario