jueves, 22 de junio de 2017

Como reaccionar ante Agresiones Verbales


Nadie está libre de ser atacado en forma verbal por otra persona. Este ataque verbal puede ser realizado por un familiar, un amigo o vecino, pero también un desconocido: el empleado de un negocio, otro pasajero en el colectivo o un cliente, que puede afectar la emocionalidad de la persona. 

Las reacciones a estos ataques o agresiones verbales son variables, pero la mayoría de las personas reconoce tener pocos recursos para reaccionar en forma correcta. 

A la mayoría se nos ocurren las frases justas unas horas después, cuando el incidente sigue dando vueltas y vueltas en nuestra cabeza.

Formas Saludables de defensa a ataque verbales

  • Se sabe que una de las formas más saludables de responder a los ataques verbales es, precisamente sin contestar. Este gesto de esquivar el ataque nos ayuda a mantener la calma y en muchos casos, a evitar futuras agresiones, ya que no satisfacemos a nuestro atacante. Para ello puede simplemente continuar con lo que estaba haciendo. Una forma de calmarse es inspirar y espirar en forma muy lenta y rítmica.
  • Si considera necesario hacer algo, pero sin iniciar una pelea, puede responder a las agresiones verbales con gestos mudos después del cometario que lo afecte:
  • Sin pronunciar ni una palabra, quédese mirando a la otra persona fijamente. Esto hará que el otro sea el que se pregunte qué está pensando usted. 
  • Salude en forma casi amable haciendo una inclinación de cabeza. 
  • Observe al otro con curiosidad, como si se tratara de un ser extraño. De este modo quedará expuesta su falta de ubicación. 
  • Sonría con un gesto de sabiduría, como si hubiera tenido una iluminación. 
  • Otro truco es responder con frases muy breves, dichas con suave ironía. Por ejemplo: “Parece que algunas personas de esta empresa cobran por sus lindas piernas”, a lo que usted responderá: “que cosa”, o “No me digas”.
  • Para los más audaces, una buena salida que deja descolocado al otro es contestar con un refrán. Ante cualquier comentario agresivo, conteste: “agua que no has de beber, déjala correr”, o cualquier otro. Lo importante es que no tenga nada que ver con el tema de la agresión.


Publicar un comentario