martes, 20 de junio de 2017

¿Cómo saben los vampiros donde morder?

Los murciélagos poseen una molécula capaz de detectar el calor de la sangre de sus víctimas, por ello saben encontrar rápidamente las venas del animal que morderán, descubrieron científicos de la Universidad de San Francisco y del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas en Caracas.

La molécula se encuentra en las terminaciones nerviosas de la nariz del animal, llamada TRPV1, explicaron en un artículo que publican en la revista científica Nature.

Los hallazgos muestran que los murciélagos (Desmodus rotundus) usan un mecanismo diferente al de otros vertebrados capaces de detectar radiación infrarroja. El hallazgo podría ayudar a diseñar medicamentos en forma de sensores que actúen de forma similar en humanos.

"El estudia muestra como una adaptación especializada -la detección de onda infrarroja- puede envolver diferentes mecanismos genéticos en los murciélagos y los hacen los únicos vertebrados capaces de afinar este mecanismo sensorial", dijo Gareth Jones a la revista Nature, quien investiga la actividad de los murciélagos en la Universidad de Bristol en Reino Unido.

Si bien la molécula TRPV1 se encuentra en todos los vertebrados y su función es detectar el calor que sería perjudicial para los tejidos del cuerpo, provocando una sensación de dolor o ardor. Normalmente se activa a 43° C o más. Pero la variante adicional que se produce en los murciélagos responde a una temperatura mucho más fría de 30° C.

Así estos animales cuentan con un termostato que les indica con mayor precisión el lugar para morder a sus presas.

Publicar un comentario