sábado, 24 de junio de 2017

Falsos mitos sobre el café

La popularidad y el alto consumo del café van acompañados de múltiples mitos que no cuentan con el respaldo de la ciencia. Por ese motivo, especialistas explican cuales afirmaciones circulan de rumor en rumor pero nunca fueron comprobadas.

Andrea Rochaix, licenciada en nutrición, explicó que el café no genera ningún tipo de dependencia. Tomarlo todos los días sienta las bases de un hábito pero no se puede hablar de adicción porque no influye en las regiones cerebrales responsables de los sentimientos de recompensa, motivación y adicción.
Contrario a lo que se cree, el café no aleja al sueño. Rochaix afirmó que sí mejora la atención y alivia el cansancio, pero la facilidad para dormir no se ve afectada.

Otro mito frecuente es que esta infusión promueve o empeora la osteoporosis, una afección muy frecuente en las mujeres mayores. Esta patología disminuye la densidad de los huesos haciéndolos más propensos a las fracturas. Se cree que el café afecta el uso del calcio por el cuerpo pero la especialista explicó que en realidad incrementa levemente la excreción de este nutriente pero la disminuye un par de horas más tarde.

Las personas que sufren de dolores de cabeza suelen evitar el café porque creen que empeora su padecimiento. Sin embargo, un poco de esta bebida puede reducir los síntomas, al punto que algunos analgésicos incluyen cafeína para reforzar el alivio del dolor.

Otro mito muy conocido es que el café empeora la gastritis y causa ardor de estómago pero Rochaix aclaró que esta asociación todavía no fue comprobada científicamente de manera concluyente.

Finalmente, se cree que el café fomenta la deshidratación. La especialista afirmó que aunque es cierto que tiene un efecto diurético, el consumo moderado de tres tazas por día no genera una pérdida de agua importante.


Via
Publicar un comentario