jueves, 27 de julio de 2017

Grandes villanos (del cine) de la década de 1980

Si por algo recordamos la década de los 80 es por el gran número de películas del género de acción, ciencia ficción o fantástico que se dieron. El despegue de muchos de los iconos de los 90 comenzó en la década anterior con la figura de unos personajes antagonistas de leyenda. Ídolos de la época como Willis, Schwarzenegger o Stallone no serían hoy lo mismo si no hubieran tenido que enfrentarse a semejantes hordas de tipos realmente malos.

Aunque resulta tremendamente difícil saber quién fue el malo más grande que dio la época, nos fijaremos en la repercusión que tuvo la obra para realizar una selección de aquellos personajes que seguramente quedaron en el imaginario de muchos de nosotros. Sin ninguna duda todos los que están daban realmente miedo en sus caracterizaciones, aunque posiblemente no están todos los que son, se trata de una selección de aquellos “monstruos” que en muchos casos se “comieron” en pantalla al propio protagonista de la cinta:


Clarence Boddicker (Robocop)

El personaje creado por Kurtwood Smith es sin duda uno de los tipos más mezquinos de la historia del cine. La propia entonación que le imprimió el actor al personaje conformaba un villano único. Boddicker sería el jefe de la banda que acaba mutilando y asesinando al oficial Alex Murphy, claro que el hombre no sabía que acababa de dar origen a Robocop.

The Duke (1997: Scape from New York)

John Carpenter le ofrecía al personaje de Snake Plissken un malo de su talla. The Duke era el hombre que llevaba las riendas de una Manhattan sitiada con lo peor de cada familia. El personaje protagonizado por Isaac Hayes no sólo era el jefe de las bandas sino que tenía secuestrada a la hija del presidente de Estados Unidos.

Frank Booth (Blue Velvet)

Dennis Hopper creaba en esa obra maestra de David Lynch que fue Blue Velvet uno de los personajes más grandes de la historia del cine. Retorcido, inquietante, esquizofrénico… cada una de las apariciones en pantalla de este capo de Lumbertown fueron brutales, tanto para el detective Wiiliams como para el espectador

Kurgan (Highlander)

El actor Clancy Brown quedaría marcado para el resto de su carrera como el enemigo número de uno de Connor Macleod. Se trataba de una bestia inmortal que perseguía la decapitación del resto de inmortales en la archifamosa Highlander. Gran villano que quedará para siempre en la retina de muchos de nosotros. La risa de Kurgan, para los anales de la historia del cine.

Bennet (Commando)

Resulta curioso, pero aunque Schwarzenegger era capaz de matar a cientos de soldados el sólo, el personaje creado por Vernon Wells en Commando es uno de los tipos más peligrosos con el que se encontró Arnold como estrella del cine de acción. Psicópata sin moral alguna, el hombre tuvo el valor de secuestrar a la hija del ex-coronel de las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos, John Matrix, La apoteósica lucha final con Matrix lo acaba encumbrando como uno de los grandes villanos de la década.


Freddy Krueger (A Nightmare on Elm Street)

Aunque obvio, el personaje que desarrolló en innumerables partes Robert Englund fue el gran malo del subgénero que se desarrolló en los 80, el slasher. Freddy lo tenía todo para permanecer en la mente del espectador una vez acaba la película. Su capacidad para meterse en las pesadillas y las famosas y afiladas garras conformaron a uno de los psicópatas símbolo de la época.

Hans Gruber (Die Hard)

Alan Rickman creó otro personaje a la medida de otro grande del cine de acción de la época como fue Bruce Willis. El personaje de Gruber era un tipo elegante en las formas y gran manipulador. Su plan: robar 640 millones en bonos al portador para una organización terrorista, casi nada.

The Joker (Batman)

Mucho antes de que Nolan nos ofreciera la gran obra maestra del cine de superhéroes, con el inmenso Ledger detrás de la máscara del Joker, otro grande del cine como es Jack Nicholson caracterizó al antagonista de Batman. Ácido, divertido y tremendamente psicópata, lo mejor de la película de Burton se encuentra detrás de cada uno de las escenas del Joker.

May Day (A View to a Kill)

El director John Glen dirigió la 17ª película de James Bond dándole el papel de May Day a la gran Grace Jones. Hoy sería imposible no recordar a un villano (que no era el principal) que ofreciera tanto poder y magnetismo como el creado por la actriz y cantante. La que fuera amante y guardaespaldas del gran malo de la película era un personaje todoterreno cuya sola mirada producía escalofríos.

Ming (Flash Gordon)

La película basada en el famoso personaje fue algo fallida aunque siempre se le recordará por dos cosas. La magnífica banda sonora con Queen y el personaje construido por Max Von Sydow. El emperador supremo de Mongo era un despiadado villano que se divertía destruyendo otros planetas solares.

Lo Pan (Big Trouble In Little China)

Imposible olvidarse de otra de las grandes joyas de los 80 dirigida por el maestro Carpenter. El personaje al que tenía que hacer frente Jack Burton era también llamado el amo de las Tormentas, por lo que nos podemos hacer una idea del poder que desprendía. James Hong interpretó al famoso mafioso chino. Entre sus poderes, lanzar rayos láser por los ojos o convertirse en un gigante.

Terminator

Antes de que Cameron le diera la vuelta a la historia en la segunda parte y reprogramara al T-8000, Terminator se había convertido en uno de mejores malos de la historia del cine. Un robot del futuro donde Schwarzenegger bordó el papel con apenas 20 líneas hablando. Grande.


Publicar un comentario