AJ

AJ
324 JUEGOS

domingo, 1 de abril de 2012

La última cena del Titanic

Un menú original del salón de primera clase del “Titanic” fue subastado ayer por el precio récord de 76.000 libras (unos 122.000 dólares) en la casa de subastas Henry Aldrige & Son, en la ciudad de Devizes, sur de Inglaterra. De esta forma, la oferta de un coleccionista privado británico estuvo dentro de la estimación inicial de 60.000 a 100.000 libras, informó hoy la casa de subastas.

En la carta se puede leer el último menú de mediodía del “Titanic”. Para los pasajeros de primera clase hubo huevos con espárragos, consomé y pollo a la Maryland. Ruth Dodge, una pasajera y superviviente de la tragedia, se había llevado el menú, del 14 de abril de 1912, en su monedero.
CARTAS Y MÁS
Además, se subastaron varios dibujos, fotografías y afiches de películas, así como una carta escrita a mano por Henry Wilde, el primer oficial del barco. Wilde es considerado uno de los héroes de la catástrofe porque logró bajar al agua a último momento botes salvavidas que estaban trabados. En la carta que envió poco antes de partir de Southhampton a su familia llamó al Titanic un “barco maravilloso”, “lo más nuevo que tiene para ofrecer la construcción de barcos”. La carta fue vendida por 29.000 libras.
En tanto, la subasta de objetos rescatados del Titanic fue prolongada una semana, según dijo a DPA Arlen Ettinger, dueño de la casa de subastas Guernsey’s, en Nueva York.

La colección está integrada por 5.500 objetos del barco y de sus pasajeros: muebles, vajilla, maletas, zapatos, vestidos, joyas, binoculares y postales. El valor de la colección se estima en 189 millones de dólares. Ettinger dijo que los interesados pueden presentar sus solicitudes por escrito hasta fines de la semana que viene. El ganador será dado a conocer el 11 de abril. La madrugada dl 15 de abril de 1912 se hundió el Titanic.
Sin embargo, la adquisición de la colección tiene ciertos requisitos: el comprador debe conservarla y sólo puede darla a conocer en su totalidad. Asimismo, debe realizar constantemente exposiciones con parte de la colección. Los compradores pueden ser museos, institutos, empresas, ciudades y personas privadas.