AJ

AJ
326 JUEGOS

domingo, 21 de abril de 2013

Los (perfectos) pájaros de papel.

¿No son estas algunas de las aves más realistas que has visto? 
Estos pájaros, que no son reales, son construidos con un fino papel, son obra de Johan Scherft (Holanda).

 A la temprana edad de 14 años, descubrió la forma de arte por casualidad, cuando comenzó a hacer modelos de pájaros de papel que fueron coloreadas a mano utilizando únicamente lápices de colores. "Me atrajo porque combina muchas técnicas diferentes como el trabajo en tres dimensiones junto con el dibujo y la pintura", dice.

Su trabajo llamó la atención de la junta de admisión en la Academia Real de Artes de La Haya, donde terminó yendo a estudiar diseño gráfico, pintura y dibujo libre.

Hoy en día, Scherft trabaja como artista independiente, en  la creación de pinturas al óleo de animales y paisajes, así como modelos de papel, de ranas, peces y barcos. Sus más llamativas obras, sin embargo, son las aves. 

Teniendo en cualquier que lleva de dos días a un mes para completar una sola obra, lo describe como un proceso complejo que implica varios pasos.

"Aunque yo uso programas informáticos para el diseño básico, la mayor parte de mi trabajo se hace a mano. Hay un montón de prueba y error involucrados antes que un modelo sea satisfactorio. Cada especie tiene su propia forma distintiva, así que no puedo utilizar un diseño estándar.

"Por supuesto, es imposible de capturar todas las curvas del cuerpo del ave en el papel, algunas restricciones tienen que hacerse, o el modelo tendría demasiadas pestañas de pegado, por lo que es muy difícil de hacer. Mucho del realismo se sugiere con la pintura. Para esta parte, me tomo la mayor parte del tiempo. Con pinceles muy finos, trato de conseguir el efecto más realista en color y detalle. Puedo utilizar acuarelas o pintura gouache. Siempre es un momento emocionante una vez que la plantilla se ha pintado ensamblar el pájaro y ver cuál es el resultado.

Por las imágenes que estamos compartiendo, indudablemente que la satisfacción de una obra (casi) perfecta, es el sentimiento que debe surgir tras cada diseño terminado.