AJ

AJ
327 JUEGOS

domingo, 28 de abril de 2013

¿Quién inventó el condón? y otras invenciones.

¿Quién inventó el condón?

Como método para prevenir enfermedades venéreas y no la concepción, el invento se atribuye al Dr. Condom, médico del rey Carlos II de Inglaterra. Los primeros condones se hicieron de intestino de borrego, cabra o ternera; la producción industrial llegó hasta la invención del proceso de vulcanización desarrollado por Hancock y Goodyear en 1844. Hacia 1850, eran de caucho natural y reutilizables. En 1921, el estadounidense Alfred Trojan inventó el condón de caucho desechable. En la década de 1930 comenzaron a producirse de látex; 20 años después, lubricados, y hacia 1975 con espermicida.

¿Quién inventó el pañal desechable?

En la década de 1940, el ama de casa estadounidense Marion Donovan patentó una cubierta plástica exterior que protegía al pañal de la salida de los líquidos llamada boater, que diseñó usando cortinas de baño y su máquina de coser.

En 1949, George M. Schroder, de Estados Unidos, desarrolló el primer pañal desechable para la Eastern Airlines; el objetivo era reducir las quejas provocadas por las familias que viajaban en vuelos trasatlánticos acompañados de un bebé. En 1961, Procter & Gamble lanzó al mercado los pañales Pampers, desarrollados por el estadounidense Victor Mills y que entonces no contaban con cintas adhesivas; fueron incluidas hasta la década de 1970 por Johnson & Johnson.

¿Y los pañuelos desechables?

Aunque hay indicios de que en el antiguo imperio japonés (siglo XVII) usaban pañuelos faciales, en Occidente fue hasta la Primera Guerra Mundial cuando, ante la escasez de algodón, se usaron como vendajes. Las piezas, en forma de pañuelos, eran fabricadas con un material absorbente llamado Cellucott.

Concluida la guerra, los excedentes se convirtieron en limpiadores faciales, y fue el 19 de junio de 1924 cuando se lanzaron en una forma muy parecida a los que conocemos hoy en día bajo el nombre de Kleenex. Con estrellas de Hollywood como imagen, comenzaron a venderse como “remove-dores de maquillaje”. La gente los destinó a otro uso: para limpiarse la nariz en tiempos de gripa.

En 1928, Andrew Olsen inventó una caja dispensadora, lo cual incrementó las ventas.