domingo, 27 de noviembre de 2016

10 divertidas bromas entre actores de grandes películas

Los sets de grabación de películas son los lugares de mayor concentración de personas creativas. Precisamente por eso lo que sucede detrás de cámaras es digno de atención no en menor grado que la película como tal.

Juego de tronos

En "Juego de tronos" muchos actores, sobre todo, los habitantes del norte, tienen que usar los mismos trajes que además de ser repetitivos, son bastante toscos y pesados. Un día el equipo de grabación decidió jugarle una broma a John Bradley (quien interpretó a Sam Tarly), diciéndole que ese año al fin tendría un vestuario nuevo. Los actores se pusieron de acuerdo con los diseñadores para crear el traje más ridículo en la historia de la grabación. Al mismo tiempo, el traje resultó bastante verosímil, y Bradley, a pesar de su gran decepción, creyó que era real y acudió vestido de esta forma al set, donde le dijeron que era una broma.

Star Trek: En la oscuridad


Todo empezó con una broma inofensiva de Simon Pegg, quien durante la grabación en un laboratorio decidió convencer a un par de compañeros de que en el set existía una radiación de iones nociva y que, para su seguridad, tenían que usar una crema protectora especial. La broma funcionó. Luego los maquilladores y una parte del equipo también cayeron víctimas de la broma.

Cuando se decidió involucrar en esta historia a Benedict Cumberbatch, todo el equipo afirmaba que la radiación era peligrosa e incluso tuvieron que firmar un contrato según el cual Cumberbatch tenía que usar una crema protectora neuronal. El actor lo tomó tan en serio que empezó a padecer de dolores de cabeza, se le olvidaban sus réplicas en el set, lo cual molestaba mucho al director, así que la broma se tuvo que detener.

Operación monumento


Para la grabación, los actores George Clooney y Matt Damon tenían que adelgazar considerablemente, así que empezaron a hacer una dieta estricta y mucho ejercicio. Sin embargo, a pesar de todo el esfuerzo, Damon no podía adelgazar: resultó que Clooney les había pedido a los diseñadores reducir la talla de su ropa deportiva cada semana. El pobre no entendía por qué los entrenamientos se volvían más pesados y el pantalón deportivo le quedaba igual de apretado.

El señor de los anillos


Dominic Monaghan (Merry) se volvió famoso como el gran bromista en la grabación de la trilogía, así que todo el equipo decidió tomar venganza.

Dominic y Billy Boyd (Pippin), quien por azares del destino también cayó víctima de esta broma, recibieron un guion que incluía una escena nueva: los hobbits caían de un enorme árbol en el bosque y, durante la caída, perdían su ropa; los hobbits tenían que pasar la noche abrazándose mutuamente para protegerse del frío. El equipo de grabación, con un aspecto extremadamente serio, filmó la escena y luego, con un placer notable en su voz, les dijo que esa escena no existía en el guion.

Los juegos del hambre


Un día, en la grabación de “Los juegos del hambre“, Josh Hutcherson casi le provoca un infarto a Jennifer Lawrence: llevó al set un maniquí convincente y verosímil de un actor que, según el guion, había muerto por un ataque de abejas asesinas. Lo sentó en el baño con el papel sanitario en una mano para que la actriz lo encontrara. Solo podemos imaginar lo que habrá sentido al ver a un ”muerto" sentado en el baño.


La escapada (The Getaway)


En una de las escenas clave de la película, Alec Baldwin no podía disimular una sorpresa natural: escena tras escena salían demasiado teatralizadas. Entonces su compañero de set, Michael Madsen, decidió ayudarle: durante un nuevo intento, de pronto se bajó el pantalón, lo cual fue una sorpresa para Alec. La broma funcionó.

Somos los Miller


Durante la grabación de la escena en autobús, donde la familia de los Miller tenían que cantar juntos la canción de TLC “Waterfalls“, los colegas decidieron jugarle una broma a Jennifer Aniston y en vez de TLC pusieron la canción principal de la serie ”Friends". Aniston se quedó perpleja pero la broma le encantó.

Indiana Jones y el templo de la perdición


El video que puedes ver 
a continuación con esta broma de Steven Spielberg durante la grabación de la película "Indiana Jones y el templo de la perdición" fue encontrado en 2011. Durante una de las escenas, Harrison Ford recibe latigazos de Barbra Streisand y de pronto lo besa su compañera de Star Wars, Carrie Fisher.


La nueva gran estafa


En Italia, durante la grabación de “La nueva gran estafa“, Brad Pitt decidió jugarle una broma a George Clooney. Antes de la grabación, Pitt había entregado una carta al equipo italiano diciendo que, por el bien de la película, Clooney había ordenado que nadie lo mirara a los ojos y que únicamente lo llamaran ”Señor Ocean“. Durante dos semanas, el “Señor Ocean” no entendía lo que estaba sucediendo, y cuando empezó a quejarse, se tuvo que revelar la verdad.


Harry Potter


En la tercera película sobre "Harry Potter", Alan Rickman le jugó una broma a Daniel Radcliffe. Estaban grabando en una sala grande a donde, según el guion, habían evacuado a todos los niños. Durante una escena, la cámara grabó a Daniel cuando, en silencio, sonó un cojín pedorro que el profesor Snape había puesto en el saco de dormir de Radcliff.

Puedes ver lo que sucedió a continuación:






Publicar un comentario en la entrada