miércoles, 16 de noviembre de 2016

10 ejercicios para rejuvenecer el rostro

Los años, el estrés y los malos hábitos se reflejan en nuestro rostro y hacen que extrañemos el aspecto juvenil que teníamos tiempo atrás. ¡Pero todo tiene solución! Los ejercicios de gimnasia facial te ayudarán a tensar y fortalecer los músculos del rostro, y mejorarán su circulación y oxigenación.

Algunos consejos antes de empezar:
  • Es importante calentar y relajar la musculatura de la cara y el cuello golpeando suavemente con las yemas de los dedos.
  • Las primeras veces practícalos enfrente de un espejo.
  • El mejor momento para realizar los ejercicios es antes o después del tiempo destinado al cuidado de la piel.
  • 5 minutos por la mañana y 5 por la noche es suficiente para ver resultados. Es importante repetir cada ejercicio de 10 a 20 veces.
Debes hacer los ejercicios con calma y sin forzar la piel. Mantén la tensión de cada ejercicio unos 6 segundos y luego ve relajando poco a poco.

1. Ejercicio para la barbilla

Apoya un brazo sobre la mesa en posición vertical, cierra la mano en un puño y ponla debajo del mentón. Haz fuerza con la barbilla contra el puño y siente la resistencia. Mantén la presión durante 6 segundos y luego relaja.

2. Ejercicio para la papada

Con la espalda bien derecha, alarga el cuello hacia adelante hasta sentir cómo se tensa la piel. Gira lentamente la cabeza hacia la derecha y déjala así unos segundos, sin bajar el mentón. Repite hacia la izquierda. Relaja y vuelve a repetir.

3. Ejercicio para la zona de la boca

Ubica los dedos índices en las comisuras de los labios. Presiona los labios entre sí y fuerza una sonrisa pero sin abrir la boca. A continuación simula la posición que se adquiere cuando se va a silbar y presiona con fuerza. Alterna ambos movimientos.

4. Ejercicio para las mejillas

Hincha las mejillas con aire y golpea suavemente con las yemas de los dedos sobre ellas. Mantén una gran tensión mientras tienes la boca llena de aire. Luego, echa el aire por la boca de forma suave, lenta y constante.

5. Ejercicio para los pómulos

Con las manos sobre las mejillas, lleva los labios hacia adelante lo más posible, mientras las manos presionan los músculos de las mandíbulas suavemente hacia atrás.

6. Ejercicio para el contorno de los ojos

Pon los dedos índice y pulgar en el ángulo exterior del párpado. Intenta cerrar suavemente los ojos mientras estiras la piel hacia arriba con el dedo índice y con el pulgar la estiras hacia abajo. Relaja y repite.

7. Ejercicio para las patas de gallo

Ubica los dedos en las sienes y presiona estirando hacia la parte superior de las orejas. Abre la boca y desplaza la mandíbula de delante hacia atrás. Mantén la tensión durante 6 segundos y luego relaja.

8. Ejercicio para bolsas y ojeras

Abre tus ojos de forma relajada, pon ambos dedos índice sobre los párpados inferiores. Inhala y, al exhalar, intenta cerrar los ojos mientras los dedos se oponen al movimiento sujetando la piel.

9. Ejercicio para la frente

Ubica ambas manos sobre la frente. Haz presión hacia arriba y siente que las cejas, los párpados y los músculos de la frente se tensan. Mantén esta tensión durante 6 a 10 segundos y a continuación relaja.

10. Ejercicio para terminar

Ubica las yemas de los dedos sobre los huesos de la mandíbula. Haz una suave presión sobre la zona y realiza movimientos circulares. Ve haciendo estos masajes por toda la cara, de abajo hacia arriba. Haz el mismo tipo de masaje por la zona de la nuca.




Publicar un comentario