domingo, 13 de noviembre de 2016

6 usos insospechados del desodorante

¿Una puerta ruidosa? ¿piel brillosa? Esta puede ser la solución.

Silenciar una puerta chirriante.
Rociá o untá un poco de desodorante en las bisagras para apagar el ruido.

Aliviar picaduras de mosquito.
Frotalo sobre las picaduras para aminorar la comezón. Las sales de aluminio del desodorante ayudan a mitigar el dolor y la hinchazón.

Evitar ampollas.
Antes de calzarte unos zapatos nuevos, cubrí el empeine y los lados de los pies limpios y secos con desodorante en gel. Este lubricará la piel y reducirá el roce.

Crear un cosmético mate.
Con el dedo, untate desodorante, debajo de los ojos, en la nariz y en la frente antes de aplicarse el maquillaje. Así resolverás el problema de la piel brillante.

Mantener los pies sin olor.
Aplicate una capa delgada de desodorante transparente en las plantas de los pies antes de irte a dormir. Esto te protegerá de la humedad y el olor del sudor del día siguiente.

Ponerse una prenda ajustada.

Untate desodorante a lo largo de las piernas a fin de poder colocarte con facilidad los pantalones ajustados o tu falda de cuero entallada favorita.


Publicar un comentario