lunes, 28 de noviembre de 2016

En la nochebuena de 2030 comeremos pavos cultivados en laboratorio

Los activistas por los derechos de los animales están de enhorabuena. Según Paul Mozdziak, investigador de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en poco más de una década los pavos no vendrán de una granja, sino que se cultivarán en tanques de 19.000 litros en un laboratorio.


Según ha explicado al MIT Technology Review, "dentro de unos años, cuando la gente esté en el supermercado tendrán que decidir si quieren comprar pavos tradicionales o carne cultivada. Estoy seguro al 100% de que la carne cultivada va a ser mucho más económica". Los defensores de esta tecnología aseguran que la carne cultivada en el laboratorio reduciría notablemente nuestra dependencia de los animales de granja y, además, ahorraría recursos.

Aunque la ética de las empresas de biotecnología dedicadas a cultivar carne en el laboratorio podría parecer dudosa, ha terminado por ganarse el apoyo de los ecologistas y los defensores de los derechos de los animales, que alegan que sería una gran solución. Por otro lado, el impacto de la huella de carbono de la ganadería es mucho mayor que la de cualquier otro alimento, por lo que la producción de carne in vitro podría reducir las emisiones de gases invernadero en un 90%.

Además, los investigadores aseguran que los vegetarianos podrían comer carne si esta se cultiva en el laboratorio, por lo que esto podría abrir un nuevo mercado muy lucrativo para los inversores.

Pero todavía quedan unos años para verlos en nuestro supermercado de confianza. Actualmente, la tecnología para desarrollar carne in vitro es demasiado costosa.



Publicar un comentario en la entrada