sábado, 26 de noviembre de 2016

En Miami celebran en las calles la muerte de Fidel Castro

"A las 10:29 horas falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro", afirmó su hermano y presidente Raúl en un mensaje emitido por televisión.

Fidel Castro, el padre de la Revolución Cubana y uno de los protagonistas del siglo XX, murió a los 90 años, anunció su hermano, el presidente Raúl Castro, poco antes de la medianoche del viernes.

Castro estaba apartado del poder desde julio del 2006, cuando una crisis de salud lo obligó a ceder el mando a su hermano Raúl. Su enfermedad nunca fue revelada oficialmente. Gobernó Cuba durante casi medio siglo, era el último dirigente histórico del comunismo y hombre del perenne desafío a Estados Unidos.

Escenas de alegría y bocinazos se vivían en las calles de Miami, donde numerosos exiliados cubanos, así como público en general, festejaban esta madrugada el fallecimiento de Fidel Castro.

Los manifestantes lanzaban eslóganes contra Castro, a quien tildan de "dictador" a través de la Calle 8, el corazón de la Pequeña Habana. Los automóviles hacen sonar sus bocinas.

"He estado esperando esto desde hace más de 49 años", afirmó Eduardo Blasco, uno de los centenares de cubanos que celebraba en la calle, saltando y saludando a los vehículos que pasaban. 

"Nunca tuve la posibilidad de regresar a mi país. Ahora estoy un paso más cerca", agregó el hombre que llevaba puesta una gorra con los colores de Cuba. "Porque sólo voy a regresar cuando ambos hermanos Castro se hayan ido".

Por su parte, la comunidad cubana de Estados Unidos afirmó que la muerte de Fidel Castro representa el fin de un largo y espantoso capitulo.

"Es el fin de un capitulo horrible de la historia cubana", subrayó Carlos Curbelo, diputado de la Florida.

La diputada Ileana Ros Lehtinen consideró que "murió un tirano y finalmente puede comenzar una nueva era".

"Debemos tomar el momento y ayudar a escribir un nuevo capitulo de la historia de Cuba, una Cuba libre, democrática y prospera", continuó.

Para sus admiradores fue un paradigma de justicia social y solidaridad con el Tercer Mundo, que elevó a Cuba a potencia mundial en deporte, con niveles de salud y educación descollantes en América Latina. 

Nació en la aldea oriental de Birán el 13 de agosto de 1926, tercero de siete hijos del inmigrante español y terrateniente Angel Castro y de la campesina cubana Lina Ruz. 

Fidel forjó su disciplina en escuelas jesuitas y moldeó su rebeldía en la Universidad de La Habana, donde ingresó en 1945, graduándose de abogado en 1950. 

Prendió la mecha de la revolución el 26 de julio de 1953, cuando con un centenar de seguidores intentó tomar por asalto el Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba. 

Tras salir de la cárcel en 1955 partió a México y regresó a la isla al mando de 82 hombres, entre ellos el argentino Ernesto Che Guevara y su hermano Raúl, en un accidentado desembarco el 2 diciembre de 1956 para iniciar la lucha guerrillera que derrocó a Batista. 

Sobrevivió a la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, a la crisis de los misiles en 1962 y a la desintegración de la Unión Soviética en 1991. 

Una decena de ocupantes de la Casa Blanca -desde Dwight Eisenhower a George W. Bush- buscaron derrocarlo, hasta que Barack Obama en 2014 anunció el fin de la hostilidad hacia Cuba.



Publicar un comentario en la entrada