martes, 8 de noviembre de 2016

Es saludable que no laves nunca la taza de café que usas en el trabajo

Si trabajas en una oficina, probablemente lo habrás visto: hay gente que rellena su taza de café una y otra vez sin limpiarla previamente. Para alguien escrupuloso, dicho comportamiento suele incitar miradas de desprecio y (pre)juicios de superioridad: "¿Cómo puede ser tan sucia la gente?".

Y, sin embargo, puede que sean ellos los que estén en lo cierto. Aunque el sentido común nos diga que, cuanto más limpiemos una cosa, menos gérmenes albergará, en este caso se trata de lo contrario.

Tal y como explica Heidi Mitchell en una reciente columna en The Wall Street Journal , no lavar la taza que utilizamos en la oficina es, en realidad, la opción más higiénica.

Según el profesor de peditatría de Baylor College of Medicine de Texas, Jeffrey Stark, para que esto sea válido deben cumplirse 2 requisitos: no compartir la taza con nadie y no dejar restos de leche o azúcar durante varios días. En ese caso, podría salir moho y no tendrías más opción que lavarla.

Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿No nos dijeron siempre que dejar nuestras cosas limpias era más saludable?

En la mayoría de los casos es así, pero, en el contexto de una oficina, es menos higiénico lavar la taza con la esponja que utiliza toda la oficina, que convivir con tu propia suciedad. "Probablemente, la esponja de la sala de descanso tiene el mayor número de bacterias de la oficina", dijo Starke.

¿Y qué hay de los gérmenes que dejamos en la taza?

Mientras las bacterias sean tuyas, no tienes porque alarmarte. "Por supuesto que, si examino en una taza que no se ha lavado, voy a encontrar gérmenes . Pero la gran mayoría viene de la misma persona que la utilizó", dijo Starke. Además, la probabilidad de que días después de lavarla sigan allí, es muy baja, ya que la mayoría de virus no viven mucho tiempo fuera del cuerpo.

Esto es una prueba de que, a diferencia de como nos enseñaron, no siempre lo sucio es peor. Así que, si eres de los perezosos, de los que les gusta beber con restos de café en el fondo de la taza, no te sientas mal. Tu apuesta es, contra todo pronóstico, la más saludable.



Publicar un comentario