martes, 29 de noviembre de 2016

La fruta que tiene la textura y el sabor del chocolate

El zapote negro tiene raíces mexicanas y guatemaltecas, se parece al chocolate y sabe a chocolate. Pero es una fruta y, evidentemente, no tiene cacao en su interior aunque tenga todo el sabor y textura de un pudin de chocolate.


¿Y qué tiene de malo? Absolutamente nada. 100 gramos de la dulce pulpa del zapote negro equivalen a 45 calorías, frente a las más de 500 gramos del chocolate. Y está libre de excitantes.

Todavía hay más. Aporta una cantidad de vitaminas A y C mucho superior que las naranjas.

Verde brillante por fuera y de un intenso color marrón por dentro, el zapote tiene algunas semillas y la textura blanda de un bizcocho y un sabor parecido al de los frutos secos y al chocolate.

Se cultiva en México, Guatemala, Florida, Filipinas, República Dominicana, Cuba y Hawáii. Y allí saben como sacar buen partido a este sustituto del dulce.

Para potenciar su sabor a cacao, lo hacen puré y lo mezclan con leche o zumo de naranja. A veces también se prepara una crema con vino, canela y azúcar o un poco de nata.

Su untuosidad que puede parecer desagradable a primera vista, le da la ventaja de ser un buen reemplazo del chocolate en tartas, mousses, helados y otros dulces.

Pero se puede comer sin añadidos siempre que esté madura, pues la fruta verde es desagradable e incluso se usa como veneno para pescar en Filipinas.

Para rematar, el zapote negro es incluso más barato que el chocolate. Un kilo de estas frutas tan redondas cuesta solamente 2 euros en el mercado mexicano.



Publicar un comentario en la entrada