sábado, 5 de noviembre de 2016

Lo que le ocurre al cerebro y al cuerpo cuando te emborrachas

¿Por qué el alcohol tiene un gran efecto en nosotros los seres humanos y cómo lo logra?

La respuesta rápida es: todo pasa en nuestras cabezas, literalmente.

El alcohol desordena los neurotransmisores que dirigen nuestras emociones, acciones y habilidades motoras conscientes y subconscientes.

Los neurotransmisores glutamato y GABA traducen alcohol en los movimientos lentos y es cuando empiezas a sentirte mareado. Estos cambios causan estragos en el cerebelo- parte de atrás de nuestro cerebro que es nuestro centro de equilibrio y movimiento. Jugar con el cerebelo significa no poder caminar correctamente, sentirse confundido y tropezar.

La corteza cerebral en el frente del cerebro se deprime simultáneamente por el alcohol. Lo que causa pensar sin claridad y tener menos inhibiciones a lo que haces y dices. También significa que tu capacidad de procesar la información está totalmente atrofiada.

El hipotálamo y la glándula pituitaria (los diminutos trozos rojos en la imagen) también se deprimen por el alcohol y se ralentizan.

Normalmente, ellos controlan la liberación de hormonas. Y cuando no están al 100%, tus hormonas son libres de hacer lo que sea, con quien sea. La explosión de hormonas y dopamina liberadas por la presencia de alcohol en tu cuerpo, hacen que te sientas muy feliz en éste estado.

Mientras tanto, la presión de la presencia del alcohol en el cuerpo y sus efectos en el sistema, dan como resultado la represión de la médula, que estará así mientras que tu cuerpo trata de procesar los tóxicos del alcohol (y las toxinas creadas por la desintoxicación).

Esto significa que tu ritmo cardíaco se reduce y tu temperatura corporal cambia. Incluso tu respiración se ralentiza, ya que el cuerpo está tratando de regular la energía hacia la desintoxicación. Es por esto que algunas personas se quedan dormidas o tu puedes dormir rápidamente cuando estás borracho.

Tu deseo por comer pizza, cosas fritas y patatas fritas, durante esa noche ó al día siguiente, es una respuesta a este proceso, ya que tu cuerpo sabe que un impulso de carbohidratos le dará más energía para procesar todo y mantenerlo despierto.

Efectos del alcohol sobre el cuerpo
Cualquier cosa que bebas se desliza por el esófago, hacia el estómago y luego hacia el intestino delgado. Considerarlos la sala de espera en el camino a ser bebido.
Las paredes del intestino delgado son porosas, por lo que el alcohol que no se absorbe con alimentos, permanece en el estómago o los intestinos y comienza a filtrarse en el torrente sanguíneo.

La buena noticia es que tu sistema circulatorio es bastante rápido. Así que cuando recoge el alcohol, se mueve alrededor bastante rápido, lo que lleva a que te sientas borracho muy rápidamente.

En éste punto el alcohol se ha procesado muy poco en tu cuerpo y, si sigues bebiendo, también está midiendo cuánto alcohol nuevo hay en el sistema, en tus pulmones, y posteriormente en tu sistema circulatorio, de ahí el término "alcohol en la sangre".

Mientras tanto, tu hígado está tratando de mediar la situación tratando de desintoxicarse del alcohol consumido, que ahora está en su torrente sanguíneo. La velocidad con que el hígado puede hacer esto depende del tipo de alcohol que consumiste, con qué mezclador, y si había algo en el estómago para absorberlo y volver a dirigirlo al sistema digestivo.

Es por eso que una copa de bourbon con el estómago vacío te va a emborrachar más rápido que una bebida mixta o una cerveza cargada de carbohidratos; tu hígado no puede hacer frente a todo ese licor al mismo tiempo.

El hígado está tratando de ser super útil desintoxicándo y metabolizando el alcohol en nutrientes que el cuerpo pueda procesar y eliminar.

Desafortunadamente, el proceso de desintoxicación del hígado resulta en la creación de acetaldehído. El acetaldehído es el verdadero culpable de las peores resacas. Es una sustancia tóxica, como el vinagre, y definitivamente no le gusta a tu hígado, ni al estómago y mucho menos al cerebro, es por eso que sientes náuseas, vómitos, acidez y dolores de cabeza.

Posteriormente el alcohol desintoxicado pasa por el tubo digestivo hasta tus riñones-ellos están a cargo de cualquier líquido que ingieras. Los riñones hacen su trabajo y el resultado sale en forma líquida a la vejiga.

En un esfuerzo por ayudar al hígado, los riñones recogen un poco de licor sin procesar y esta es la razón por la que beber alcohol te hace visitar el baño toda la noche.

Durante todo este proceso, tu cuerpo realmente se está deshidratando, ya que extrae cualquier hidratación que pueda y la envía a la vejiga. Esta es la razón por la tienes ese dolor de cabeza a la mañana siguiente. Tu cerebro es la primera cosa a sentir el dolor de no haber tenido suficiente agua. Así que un tip nunca vayas a la cama después de beber sin primero beber un par de vasos de H2O.




Publicar un comentario