jueves, 24 de noviembre de 2016

Peligro: no comer nada durante 30 días, la nueva moda de Internet

El cuerpo entra en estado de shock cuando no ingiere alimento entre 48 y 72 horas.

Existe una peligrosa tendencia muy marcada en comunidades de internautas que defienden los ayunos prolongados en los que solamente se bebe agua o algún líquido. En sus blogs explican la historia de los 20 o 30 días que pasaron sin comer y hasta se atreven a dar consejos.

Pero, ¿qué hay de cierto en este ayuno tan peligroso para la salud?

Algunos afirman que entre los beneficios del ayuno está una desintoxicación física y una renovación espiritual. Otros dicen que es la clave para perder peso. Y para ello se sostienen en una mezcla de creencias religiosas y evidencias científicas e históricas bastante discutibles.

Según explican, lo consiguen a base de mucha voluntad, porque les hace sentir bien y pensando en los beneficios que les reportará el ayuno. Thomas Wadden, especialista en trastornos alimentarios de la Universidad de Pensilvania, dijo para The Atlantic que sentirse virtuosos por llevar a cabo esta prueba puede ser un gran aliciente para su motivación.

De entrada, existe cierta confusión con lo que significa el ayuno. “No quiere decir abstenerse de comer, sino reducir la ingesta de alimentos o sustituirla por zumos prensados en frío, que tienen un efecto depurativo”, dicen desde la empresa de superalimentos Glorioso Super Nutrients. De este modo, se consigue que el aparato digestivo tenga un merecido descanso.

"El cuerpo entra en estado de shock cuando no ingiere alimento entre 48 y 72 horas. Las células se estresan y se empieza a producir adrenalina y cortisol, que son tóxicos en grandes cantidades. Por lo tanto, el supuesto efecto de limpieza no es el que se proclama", puntualizan.

Y aclaran que para conseguir depurar el organismo no hace falta ni un ayuno prolongado ni dejar de comer por completo: “basta con un solo día de ayuno para dejar reposar al organismo”. Cabe decir que los ayunos religiosos, como los de Pascua, de Ramadán o Yom Kippur son breves.

Porque un ayuno prolongado puede ser muy peligroso y poner en riesgo la salud. Cuando el cuerpo no obtiene los nutrientes necesarios, empieza a consumirse a sí mismo y los músculos, huesos y órganos vitales se ven afectados. No es de extrañar que en los casos de anorexia severa, los enfermos mueran por fallos del corazón.

Por eso es inútil a la par que absurdo hacerlo por cuestiones estéticas. Si bien se adelgaza, se ha demostrado el peso perdido se recupera una vez se regresa a la dieta anterior. Según la OMS, lo único que funciona para lograr estabilizar un peso saludable son unos hábitos mantenidos a lo largo de la vida.

Sin embargo, algunos de los defensores del ayuno esgrimen la teoría que el estado original del hombre, recordando a los cazadores de la prehistoria, es la de pasar largos períodos sin comer. Y aunque el cuerpo está preparado para pasar unos días de escasez, lo natural siempre ha sido alimentarse diariamente.

Desde la empresa de superalimentos insien que "las personas que deciden hacer ayunos prolongados por cuestiones espirituales están muy preparadas". Han llevado una dieta muy saludable durante largo tiempo, están sanos y se han practicado ayunos cortos en otras ocasiones. Además, es indispensable tener la guía de un especialista y hacerlo en un entorno que propicie.


Publicar un comentario en la entrada