domingo, 20 de noviembre de 2016

Pide ayuda para abrir una puerta sin romper unos platos y las respuestas son muy divertidas e ingeniosas

Deja lo que estés haciendo, ¡tenemos un problema entre manos! Un ama de casa ha publicado una foto de su alacena “imposible de abrir” y quiere consejos para poder hacerlo sin destruir esta preciosa vajilla de porcelana.

“La alacena que nunca puede ser abierta,” decía. Por supuesto, en internet nunca puedes decir “nunca”, porque poco después, un ejército de amables internautas llegó (con 16.000 reacciones y 600 comentarios) para ayudar a la mujer a salvar su vajilla.


Aquí recopilamos algunos de ellos donde dan muestras de mucho ingenio:
  • Es un asunto de economía: si la vajilla es barata, abre la puerta. Si es irremplazable, rompe el cristal de la derecha
  • Construye una casa idéntica al lado de la tuya, la única diferencia será que los platos estén colocados bien. Luego, borra la casa vieja.
  • Inunda la casa y luego abre la alacena sin problemas.
  • Abre una botella de vino. Bébetela. Espera que llegue tu marido a casa. Échale la bronca por nada. Ve a la cocina, abre la puerta y deja que se rompa la vajilla. Échale la culpa a tu marido. Él se disculpará y te comprará una vajilla nueva.
  • Tumba la alacena hacia atrás y luego ábrela.
  • Prueba a apagarlo y encenderlo de nuevo.
  • Vende la alacena al museo y llámala “Congelado en el tiempo”.
  • Es la alacena de Schrodinger, porque en estos momentos la vajilla está intacta y rota a la vez.
  • Prueba a hacer Ctrl + Z, debería funcionar...
  • Cubre la alacena con cinta de embalar, y déjasela a tus nietos como herencia, o guárdala como futura dote para tu hija.
  • Es muy fácil , llamen a maestros de kung-fu de las peliculas y antes que caigan los toman uno por uno y los colocan en la mesa.
  •  No abras la puerta.
  • Pasas una cartulina por la rendija de la puerta sin abrirla hasta llegar al otro extremo. Pídele ayuda a alguien que sostenga la cartulina desde el extremo contrario a la apertura de la puerta. Luego abres la puerta manteniendo tensa la cartulina, la bajas un poco y acomodas con cuidado los platos.
  • Rompe el vidrio de la parte superior y mete por ahí la mano para recoger los platos.
  • ¡Esos platos son de plástico!
  • ¿Esos son los platos de schrodinger?

Publicar un comentario en la entrada