viernes, 23 de diciembre de 2016

Ahora para ingresar a EEUU debes mostrar tu pasaporte...y tu Facebook...

A partir de esta semana, Estados Unidos empezará a pedirle a los visitantes de 38 países que visiten el país bajo el Programa de Exención de Visas por sus redes sociales. Se trata de una nueva pregunta que el gobierno estadounidense ha decidido añadir a los documentos que has de rellenar para solicitar la entrada del país.

El por qué de añadir esta nueva pregunta es el que te estás imaginando. Estados Unidos quiere tener un mayor control sobre quién somos para intentar identificar si somos potenciales terroristas y podemos suponer un peligro. Tal y como cuenta la CBS, esta medida ha despertado las protestas de muchos defensores de derechos civiles.

En junio, el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) propuso agregar una pregunta opcional a las solicitudes de autorización de viajes. La Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) ha acabado aprobando este mes la adición de la pregunta, todo para mejorar según dicen el control sobre la gente que visita el país.

Por lo tanto, si tienes previsto visitar próximamente el país quizá te toque darles amablemente tu nombre de perfil de Facebook, Instagram o Twitter. Desde la CBP han asegurado que es una pregunta opcional, y que en todo caso sus agentes no violarán la privacidad de los visitantes, por lo que sólo accederán al contenido que estos hayan compartido públicamente en sus redes.

Sea como fuere, la medida sólo afectará a las personas que visiten el país bajo el Programa de Exención de Visas, que permite a los ciudadanos de 38 países, viajar a los Estados Unidos y permanecer allí hasta 90 días sin necesidad de una visa.

¿Quién decide cuándo eres un terrorista?
Esta nueva norma empezó a levantar ampollas desde el mismo momento en el que se propuso por primera vez en verano. Fundaciones como la Electronic Frontier Foundation (EFF) ya se han quejado argumentando que "no hay normas para garantizar que los viajeros inocentes no sean mal juzgados y se les deniegue sin razón la entrada a los Estados Unidos".

También han asegurado que la nueva pregunta será muy poco efectiva, ya que la CBP estará limitada a sólo poder ver los posts públicos disponibles en las redes sociales. Ponen como ejemplo el caso de el atentado en San Bernardino, donde el atacante había expresado sus simpatías con los terroristas mediante mensajes privados a sus amigos de Facebook, pero que no publicó nada públicamente.

Para apaciguar las críticas, desde las agencias gubernamentales han asegurado que estos datos no podrán utilizarse para prohibir la entrada de nadie basándose en sus opiniones políticas, su raza, su origen étnico, su religión u orientación sexual.



Publicar un comentario