domingo, 11 de diciembre de 2016

Cómo volverte optimista en 8 pasos

Seguramente has escuchado que la mente es muy poderosa y no hay nada tan cierto como eso. La programación neurolingüística o PNL reza que cualquier pensamiento o frase que pronuncies, sea mentira o no, tiene un impacto tan significativo en la mente que puede programar tus pensamientos y disponer tus acciones. Por esta razón, es tan importante asumir la vida con un pensamiento positivo que, además de ayudarnos a mantener una buena salud mental, permitirá que manejemos los conflictos y momentos difíciles de la vida de una mejor manera. Si te preguntas cómo tener una actitud optimista, debes saber que no es fácil, es una tarea que amerita mucha dedicación, así que si deseas empezar a cambiar tu manera de enfrentar los días, lee con atención estos 8 pasos:

  1. El optimismo va muy ligado al positivismo, por lo tanto, para tener una actitud optimista lo primero que debes hacer es trabajar el pensamiento positivo. ¿Cómo? Tomando conciencia del poder de tus ideas y palabras, reconociendo en qué momentos de tu vida se desborda la negatividad y, por supuesto, deteniendo los pensamientos negativos. Sustituye cada pensamiento negativo por su versión positiva y verás que te acostumbrarás a ver el lado bueno de las cosas, a esperar lo mejor y a obtener lo mejor.
  2. Tu entorno tiene la capacidad de incidir negativa o positivamente en tu tarea de tener una actitud optimista. Lo ideal es que busques rodearte de personas y actividades que te hagan sentir bien, que saquen lo mejor de ti y que no alteren tu estado de ánimo. Leer un libro de algún tema que llame tu atención, escuchar tu música favorita, cumplir un reto, compartir con tus verdaderos amigos, alejarte de las personas tóxicas y entender que el trabajo no va ligado a tu vida personal son acciones que pueden ayudarte a tener una actitud optimista.
  3. Por supuesto, para tener una actitud optimista debes alejar de todo lo que sea negativo. Estar constantemente leyendo o buscando noticias acerca del acontecer diario genera preocupación, ansiedad e incertidumbre: tres enemigos del optimismo. De igual modo, andar con personas que solo ven el lado malo de las cosas o que no hacen más que chismear y criticar sobre los demás, puede contaminar tu optimismo.
  4. Es importante trabajar el pensamiento y una buena manera de hacerlo es realizando afirmaciones positivas todos los días. Busca cual es la causa que comúnmente te aleja del positivismo y trabaja en construir afirmaciones que te ayuden a eliminar las preocupaciones irracionales y te permitan ver ese aspecto con una mejor óptica. Frases como: "hoy será un buen día", "todo está bien", "merezco lo mejor", pueden ser de gran ayuda para comenzar a trabajar la actitud optimista.
  5. Todos los días, absolutamente todos, nos tropezamos con algo maravilloso. Proponerte identificar cuales son las cosas que diariamente te hacen el día más feliz, te permitirá trabajar en tu actitud optimista. No se trata de ganarse la lotería o de encontrar un billete en la puerta de casa, se trata de reconocer las pequeñas cosas que nos hacen sentir feliz, ya sea un atardecer, el árbol de la esquina del trabajo, la forma de las nubes, ser amable con la gente, escuchar tu canción favorita en la radio o saludar a un amigo con el que hace mucho no hablabas.
  6. Para ser optimista, debes sentirte bien contigo mismo y para conseguirlo puedes empezar por aceptarte como eres. Qué importan esos kilos de más, tus defectos, la calvicie o la baja estatura, a fin de cuentas lo mejor de ti no se define por ninguna de esas cosas. Quererte como eres y aceptar que eres humano y que te puedes equivocar, te permitirá sentirte mejor contigo y tener un mejor concepto de ti, aumentar tu autoestima y ser más optimista en la vida.
  7. En todo momento trabaja el pensamiento racional. Mantener los pies sobre la tierra te permite muchas veces aterrizar de ese mundo de pesimismo y negatividad del que deseas escapar. Cuando percibas un miedo, una emoción o un pensamiento negativo piensa inmediatamente si tiene sentido, si es lógico o si solo son tus temores que están dominando tu mente. Busca la verdadera razón de esos pensamientos y regresa a la Tierra.
  8. Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.
Publicar un comentario