lunes, 26 de diciembre de 2016

El agua, y otros productos que te producen caspa

La caspa se produce cuando el hongo llamado Malassezia crece demasiado rápido, afectando la renovación natural de las células, provocando picazón, irritación en la piel y, finalmente, dando lugar a las molestas escamas de color blanco en nuestra melena.

Este incómodo problema afecta tanto a mujeres como a hombres; pero lo bueno es que la solución puede estar al alcance de tus manos, literalmente. Por ejemplo, hay ciertos productos de uso diario que incrementan la caspa. A continuación, te los detallamos:

FIJADORES
Nos referimos cualquier tipo de gel, cera e incluso la laca. Estos sensibilizan el cuero cabelludo, más si no los lavas bien después de aplicarlos. Si sufres de frizz constante, cámbialos por fijadores con base neutra.

SHAMPOO Y ACONDICIONADORES
Hay ciertas fórmulas que, aunque no lo parezcan, son muy agresivas. Dado su uso repetido, van deshidratando las capas superficiales de la cutícula del cabello. La mejor alternativa son los champú de pH lo más neutro posible. También puedes aplicar mascarillas con base natural que, además, mantienen el pelo libre sano y brillante.

TINTES Y CUIDADO EXTREMO
Si tu caspa es delgada, transparente y solo se encuentra en tu cabello pero no en el cuero cabelludo, es probable que sea una reacción a los productos para el cuidado del cabello. Fíjate si contienen parafenilendiamina, un ingrediente que normalmente origina caspa. Otros potenciales causantes son los que tienen alcohol y químicos, es decir, los tintes.

AGUA
Aunque no lo creas, el agua se incluye en la lista. ¿La razón? Los minerales, partículas sólidas y temperatura. Para evitar que vuelva a aparecer la caspa te aconsejamos que enjuagues tu cabello con agua tibia a fría.

Cepillarte el cabello con regularidad ayuda también a que tu melena crezca -y se vea- saludable.



Publicar un comentario