sábado, 17 de diciembre de 2016

Grandes innovaciones en salud para el 2030

Recogidas en el informe Reimagining Global Health (RGH), estas mejoras pretenden cumplir los objetivos establecidos por las Naciones Unidas para 2030, que se concentran en poner fin a las muertes prevenibles de los neonatos y niños menores de cinco años, y que la tasa de mortalidad materna se vea reducida a menos de 70 mujeres por cada 100.000 hijos nacidos vivos. 

La iniciativa, respaldada mayoritariamente por la organización internacional PATH y llevada a cabo por 50 expertos, reúne las prometedoras innovaciones en cuatro áreas: salud materna, del recién nacido e infantil; enfermedades infecciosas; salud reproductiva; y enfermedades no transmisibles. ¿Estarán todas en marcha en los próximos 15 años? Estas son:
  • Nuevas formulaciones de oxitocina Las formas de oxitocina que están desarrollándose y probándose podrían aumentar la cobertura, ya que serán mucho más fáciles de administrar y no necesitarán mantenerse en lugares fríos para su correcto almacenamiento. 
  • Método madre canguro El informe propone también mejorar la supervivencia de los niños gracias al método 'piel con piel', y es que este contacto íntimo hace que la regulación térmica de los recién nacidos mejore y promueve la lactancia materna.
  • Resucitadores neonatales Uno de cada diez recién nacidos necesita ayuda para respirar inmediatamente después de salir del vientre materno. Actualmente existen los resucitadores reutilizables, pero se quiere lograr reducir los costos de producción y hacerlos más accesibles.
  • Herramientas para tratar el agua a pequeña escala Todos sabemos que el agua contaminada puede dar lugar a enfermedades diarreicas, una de las principales causas de muerte entre los niños. Las nuevas tecnologías hacen que sea más fácil desinfectar este bien tan necesario o conseguirlo de formas más baratas. Esta propuesta es capaz de tratar hasta 8.000 litros y más de un millón y medio de vidas de niños.
  • Anticuerpos ampliamente neutralizantes en vacunas contra el VIH Aunque ya existen algunas vacunas prometedoras, los científicos pretenden aprovechar al máximo el potencial de los anticuerpos ampliamente neutralizantes para reproducir variantes de un VIH inofensivo. Por otro lado, pugnan por la mejora de la adherencia al tratamiento en personas infectadas con VIH a través de antirretrovirales de acción prolongada (GSK1265744 y TMC278-LA) que se inyectarían cada ocho semanas, reemplazando así la toma diaria oral.
  • Potente medicamento unidosis contra la malaria Se estima que para 2022 estará listo un nuevo fármaco (el OZ439), capaz de atacar las cepas más resistentes, y lo ideal sería que sólo se necesitara una dosis para curar la enfermedad. También se está trabajando en la vacuna que bloquea la transmisión de la malaria, y en la mejora de los test de detección rápidos.
  • Anillo vaginal anticonceptivo de un año Dentro del área de salud reproductiva, es la innovación más destacable, según apunta el informe. Su peculiaridad radica en que puede ser usado hasta un máximo de 13 veces; está en el cuerpo 21 días y se retira por 7). "Es una buena opción para muchas mujeres. Pueden colocárselo ellas mismas en sus casas. Además, resulta cómodo y reversible para quienes quieren tener más control sobre la planificación familiar", señala el informe. 
  • Anticonceptivos inyectables Esto es una opción más que permitirá a las mujeres tener en sus propias manos la decisión de tener o no tener hijos o de espaciar los embarazos, si consideran que no están preparadas física, mental, o económicamente. 
  • Polipíldora Consiste en una combinación de medicamentos de bajo coste que reduce el riesgo cardiovascular o controlar su progresión. Al ser una sola píldora diaria facilitaría la adherencia al tratamiento en los grupos de alto riesgo. 
  • Taponamiento con globo uterino Cuando las mujeres tienen hemorragias post nacimiento que son difíciles de controlar, los profesionales emplean un pequeño globo que ejerce presión contra la pared del útero y reduce el sangrado. Una versión más barata se puede hacer con la vinculación de un condón a un catéter, que permite inflarlo con agua limpia.
  • Dispositivo para medir la presión arterial y el riesgo de shock durante el parto La preeclampsia afecta a más del 5% de las mujeres embarazadas y, si no es tratada, conduce a un trastorno hipertensivo (eclampsia) y resulta letal. Se están probando métodos para detectar la preeclampsia, con dispositivos que miden la presión arterial o realizan las pruebas de biomarcadores.
  • Clorhexidina para el cordón umbilical La clorhexidina es un antiséptico muy barato, aplicado recientemente y con éxito para prevenir las infecciones del cordón umbilical. Esta medida reduciría en un 9% las muertes debidas a sepsis.
  • Mejores monitores de ritmo respiratorio Los monitores de detección actuales miden el oxígeno en sangre, la capacidad respiratoria y otros parámetros, pero se está investigando cómo fabricarlos de forma que resulten más accesibles económicamente y funcionales.
  • Delegación de funciones en el cuidado de la diabetes Aprovechar la masificación de los dispositivos móviles e innovar en e-salud es otra de las propuestas elegidas. Esto mejorará el intercambio de información, fomentará el cambio de hábitos de los pacientes, y facilitará la comunicación con los profesionales de la salud, con lo que se reducirá así la carga de estas enfermedades.

Además de todo lo anterior, los investigadores de todo el mundo trabajan para el lanzamiento de fármacos y nuevas vacunas contra la tuberculosis, de tratamientos contra la diarrea grave; la mejora en las pruebas de amplificación de ácidos nucleicos; un mayor acceso a implantes intrauterinos y a dispositivos de detección portátil de problemas oculares, etc.

"Para lograr los objetivos de salud de 2030, debemos centrarnos en nuestras mentes más brillantes, recursos colectivos y aspiraciones compartidas para acelerar las innovaciones con el mayor potencial de impacto", sentenció durante la presentación del informe Steve Davis, director general y consejero delegado de PATH.



Publicar un comentario