jueves, 15 de diciembre de 2016

Insólito: En Ecuador se podrá votar con besos y emoticones...

La ley electoral permite expresar la intención de voto con símbolos y las mesas electorales deberán interpretar la intención. Muchos candidatos temen que esta posibilidad pueda afectar las transparencia del proceso electoral y generar controversias.

En Ecuador, los emoticones, los besos y corazones serán aceptados como expresión válida de voto si son puestos en las casillas de los candidatos en las elecciones presidenciales del 19 de febrero, según indicó El Consejo Nacional Electoral en declaraciones reproducidas por el diario El Universo.

"Si tienen un casillero donde se elige el binomio presidencial u otro candidato pueden ubicar la raya vertical sobre la horizontal, pero si dibujan una carita feliz como una expresión de aceptación también se toma como válido", explicó al diario ecuatoriano la funcionaria Tania Arias.

Arias agregó que es la propia ley electoral de Ecuador en establecer que cualquier voto válido es una expresión clara y evidente de que se está aprobando a un candidato, aunque por otro lado aclaró que la idea principal es instruir a los ciudadanos para que expresen su voto de forma normal, es decir trazando una línea vertical.

Por otro lado, el Consejo Nacional Electoral aún no dio pautas sobre cómo debe entenderse cada símbolo; Tania Arias afirmó que si la expresión será positiva -por ejemplo, una cara feliz- será válido; si negativa, el voto será nulo.

En general, en los casos en que ocurran estos "votos emotivos", serán los miembros de las mesas electorales quienes deberán interpretar la intención del ciudadano. Por eso, el Consejo Nacional Electoral está formando a los ciudadanos que integrarán estas juntas para que no anulen las papeletas salvo que no pueda deducirse cuál fue la opción elegida.

Pero la posibilidad de utilizar símbolos para expresar el voto deja intranquilos a varios candidatos, que temen que esta posibilidad pueda afectar las transparencia del proceso electoral.

Francisco Jiménez, del frente Compromiso Ecuador, dijo al diario El País, que la norma "se presta a arbitrariedades y subjetividades", mientras que la presidenta de Izquierda Democrática, Wilma Andrade, se preguntó qué podría pasar si un votante dibuja una cara triste sobre algunos de los binomios presidenciales. "Ellos pueden interpretar que no les gusta… Eso es subjetivo y sería muy peligroso". Para el líder de Movimiento Concertación, César Montúfar, en cambio, este tipo de noticias obedecen a una estrategia de distracción: "Le quitan seriedad al proceso y generan una incertidumbre innecesaria en un momento de cambio tan importante", dijo al diario español.

El presidente del Consejo Nacional Electoral, Juan Pablo Pozo, quiso alejar las inquietudes, señalando que si bien la normativa establece esta forma de votación, la cantidad de sufragios emotivos son mínimos. "Por experiencia y en la práctica la gran mayoría de electores expresan de forma clara su voluntad", afirmó al Universo.

Las elecciones de febrero generan mucha expectativa en Ecuador, ya que quien resulte elegido sustituirá al actual mandatario, el izquierdista Rafael Correa, quien ha permanecido en el poder durante los últimos 10 años.

El favorito es el candidato del partido oficialista, Alianza País (AP), el ex vicepresidente Lenín Moreno.

Otros candidatos son Guillermo Lasso del movimiento de centroderecha CREO; el socialdemócrata Paco Moncayo (Izquierda Democrática); el populista Dalo Bucaram (FE) y la conservadora Cynthia Viteri (Partido Social Cristiano).



Publicar un comentario