viernes, 9 de diciembre de 2016

Kirk Douglas cumple 100 años en el día de hoy

Fue bautizado Issur Danielovitch, pero había nacido para ser Kirk Douglas. Y hoy cumple 100 años. Quedan pocos que hayan tenido su estatura en la edad de oro del cine mundial. Fue, eso sí, una estrella peculiar que supo enfrentar al establishment, que desarrolló personajes complejos, y que, además, se dio el gusto de trabajar con los grandes directores.


Cuando Douglas nació en una familia ruso judía de Amsterdam (Nueva York), Estados Unidos aún no había entrado en la Primera Guerra Mundial y, seguramente, aún estuviera en cartel Intolerancia, la película de David W. Griffith, el primero de los grandes clásicos del cine estadounidense. No se puede decir que Douglas no haya sido testigo de los grandes cambios del mundo y de la industria del cine.

Se sabe que hoy tendrá su fiesta de cumpleaños organizada por su hijo, Michael, y su nuera Catherine Zeta-Jones, en la que se esperan unos 200 invitados. A su lado estará Anne, su esposa desde 1954 que tiene 97 años. Michael es hijo de su matrimonio con la actriz Diana Dill.

"Mi único trabajo consistirá en estar bien y descansado para aparecer allí y ser encantador. Y, por supuesto, dar un pequeño discurso improvisado que habré practicado con mi terapeuta del habla para que la gente me entienda", explicó a la revista Closer Weekly. En 1996, Douglas sufrió una apoplejía que lo dejó sin capacidad de habla, pero ha mejorado mucho; en 1991 fue el único sobreviviente de un accidente de helicóptero.
No es fácil ver sus películas hoy. No hay películas de Douglas en Netflix, y en YouTube se consiguen algunas en inglés o dobladas. Editó once libros, varios de ellos con sus memorias, y hay un documental de 2007, Kirk Douglas: Before I Forget.
Empezó en el cine por sugerencia de su condiscípula de la American Academy of Arts, Lauren Bacall, quien le señaló al productor Hal Wallis su potencial. Su primera película, El extraño amor de Martha Ivers es de 1946 y era un policial dirigido por Lewis Milestone. Confirmó condiciones en Yo solo me basto de 1947, el primero de sus seis coprotagónicos con Burt Lancaster.


En Uruguay se estrenaron 70 de sus películas, casi toda su filmografía; la última fue Herencia de familia, en la que con 87 años compartía cartel con su hijo Michael y su nieto, Cameron.

Una lista primaria y cronológica de su filmografía incluye películas con Jacques Tourneur, William Wyler, Howard Hawks, Vincente Minelli (incluyendo Sed de vivir donde interpretó a Vincent Van Gogh; Billy Wilder; Stanley Kubrick (La patrulla infernal, Espartaco); John Sturges; Robert Aldrich; John Huston; John Frankenheimer; René Clement y Brian De Palma (Furia), entre otros. Él mismo dirigió dos películas olvidables, Aventuras de un bribón y Justicieros del oeste. Nunca ganó un Oscar aunque estuvo nominado tres veces y en 1996 celebró sus 80 años con uno honorífico.
En 1960, con su propia productora, le dio el crédito de guionista de Espartaco a Dalton Trumbo, uno de los 10 de Hollywood prohibidos por sus simpatías comunistas. Así ayudó a terminar con el ostracismo y la persecución que había vivido la industria. También produjo clásicos como Los valientes andan solos y Siete días de mayo.

Douglas fue una estrella de gran presencia (su rostro fuerte con ese hoyuelo en la pera fueron su signo identificatorio), y un actor capaz de congeniar la vieja tradición de Hollywood con los nuevos tiempos que trajeron la caída de los grandes estudios, situación que supo aprovechar como productor: fue uno de los primeros actores en financiar sus películas, una modalidad que hoy es común en la industria.


Era un actor de método y en alguna entrevista su esposa ha contado lo tremendo que fue convivir con él convertido en Van Gogh. Su hijo Michael, también dijo que Douglas fue "primero estrella de cine y después padre". Fue estereotipado como un héroe pero trascendió cualquier categoría. Porque a las estrellas no hay que encasillarlas. Kirk Douglas es un testigo y el último héroe de una una generación ilustre, aunque sí, un poco olvidada.

Restringido club de las estrellas de un siglo.
Kirk Douglas se une a Olivia de Havilland en el restringido club de las estrellas de Hollywood que llegan a los 100 años. En el mundo de los actores famosos solo lo ha superado la alemana Luise Rainer quien falleció a los 104 años en 2014, lo que la convierte en la más longeva de Hollywood.

De Haviland, la Melania de Lo que el viento se llevó, cumplió 100 el 1° de julio. Otros actores que llegaron a los 100 años fueron Gloria Stuart, la anciana de Titanic, y en dos meses los cumplirá. Zsa Zsa Gabor, quien ha tenido problemas serios de salud, puede alcanzar esa edad ya que le quedan menos de dos meses para cumplirla. Y entre los que esperan emular a Douglas o De Havilland figuran también Doris Day, que ya tiene 94 años; Eva Marie Saint, con 92 o Jerry Lewis, con 90.





Publicar un comentario