martes, 6 de diciembre de 2016

La falsa embajada estadounidense que emitía visas legítimas

Cierran en Ghana una falsa embajada estadounidense que llevaba diez años emitiendo visas. Curiosamente, muchos de sus documentos eran genuinos.
El edificio donde funcionaba la falsa embajada. US State Department

Las autoridades ghanesas cerraron una falsa embajada estadounidense en la capital del país, Accra, administrada por una red delictiva que durante una década emitió visas auténticas obtenidas de forma fraudulenta, según informó el Departamento de Estado de EEUU en un comunicado emitido el pasado viernes.

Hasta su clausura ocurrida a mediados de año, la falsa legación funcionaba en un deteriorado edificio de dos pisos, pintado de rosado y con techo de chapa. En el exterior ondeaba una bandera estadounidense, y dentro de las modestas instalaciones había un retrato del presidente Obama, de acuerdo a una crónica publicada por la agencia noticiosa Reuters.

"No era gestionada por el gobierno de Estados Unidos, sino por criminales organizados oriundos de Ghana y Turquía, con la participación de un abogado ghanés que ejercía en asuntos de Derecho Migratorio y Derecho Penal", agrega la misiva gubernamental.

Los ciudadanos turcos hablaban su lengua local y también inglés y holandés, se presentaban como funcionarios consulares y se encargaban de las operaciones. Las pesquisas también desenmascararon una falsa embajada holandesa.

La banda criminal obtenía visas auténticas a partir de documentación falsa, incluyendo partidas de nacimiento por las que sus clientes debían pagar 6.000 dólares.

Durante los operativos policiales que desarticularon la red criminal, las autoridades también incautaron visas de India, Sudáfrica y de la zona Schengen (Unión Europea), tanto auténticas como falsas. También se apoderaron de 150 pasaportes de diez países, así como una computadora portátil y varios celulares.

El comunicado no detalla cómo las visas auténticas llegaron a manos de los delincuentes, ni cuántas personas podrían haber entrado a EEUU u otros países utilizando documentación proporcionada por la banda.

"Los delincuentes que manejaban las operaciones sobornaron a funcionarios corruptos para que les dejaran actuar libremente, y para obtener documentos legítimos en blanco que ellos luego completaban", describe el comunicado.

Las visas de países occidentales son muy solicitadas en Ghana, por lo que el mercado de documentación falsa se ha convertido en un lucrativo negocio para el crimen organizado.

En cuanto a la verdadera embajada estadounidense en Ghana, es un complejo fortificado en el acomodado barrio de Cantonments, donde cada día se forman largas colas de gente que quiere solicitar su visa o realizar otros trámites consulares.



Publicar un comentario