jueves, 15 de diciembre de 2016

La super fruta que tiene el sabor de 7 frutas en una

La jaca es una súper fruta en todos los sentidos: tiene nutrientes a granel, se aprovechan todas sus partes y tiene unas dimensiones que la convierten en la fruta más grande que crece en un árbol resistente a todo. Ya se la está considerando el aliado en la lucha contra el hambre.

En inglés la llaman jackfruit y en la India, su país de origen, chakka pazham. Es allí donde la fruta puede jugar un papel esencial para cambiar la situación de los miles de indios que conforman un cuarto de la población malnutrida del mundo.

Es la fruta nacional de Bangladesh y en el sudeste asiático todavía suele comerse a diario, pero en la India hace 40 o 50 años que cayó en desgracia. Actualmente se la considera una fruta indigna, asociada con la pobreza, y los indios prefieren una manzana de importación que la jaca que crece de forma natural.

Su poder para hacer frente a la hambruna reside, por un lado, en las características del árbol donde crece. El árbol de jaca necesita muy pocos cuidados, resiste a temperaturas muy altas, a la sequía, a plagas y enfermedades y, de regalo, es perenne y da sombra todo el año.

Y por el otro, en sus excelentes cualidades nutricionales. La pulpa de la jaca que envuelve cada semilla tiene una gran cantidad de proteínas, potasio, calcio y hierro. Esta característica se combina con la producción de hasta 200 piezas anuales por cada árbol mayor de 7 años, y con el gran peso de cada jaca, que ronda los 7 kilos pero puede llegar a alcanzar los 50 kg.

“Es un milagro. Aporta de todo, nutrientes y calorías. Si comes 10 o 12 partes de la fruta, no necesitas comer más por un día y medio”, dijo Shyamala Reddy, investigadora la Universidad de Ciencias Agrícolas de Bangalore para The Guardian.

Solamente el látex pringoso que hay en su interior y el olor, que algunos señalan como desagradable pueden considerarse como las únicas desventajas.

Porque cuando está madura, la jaca huele a cebollas pasadas y chicle. Pero una vez abierta, su olor es similar al del plátano. Y según el periódico El Universo, es la fruta de los 7 sabores: piña, mango, melocotón, melón, naranja, kiwi y plátano.

No obstante, si el olor se hace insoportable, la jaca puede cocinarse cuando todavía está verde y no desprende ese olor. Entonces tiene un sabor similar al de las alcachofas. Lo saben bien los cocineros veganos y vegetarianos, que la aprecian por su textura fibrosa y que rehogan con especias. Muchos han dicho que se parece al “pulled pork”.

La adopción de un cultivo como el de la jaca podría suponer un freno para el escenario sangriento de guerras por la comida que el Banco Mundial y las Naciones Unidas ya han previsto que sucedan en algunos lugares en la próxima década, a causa de la escasez de alimentos tradicionales provocada por el cambio climático.



Publicar un comentario