sábado, 17 de diciembre de 2016

Los mayores desastres tecnológicos de 2016

Por cada acierto tecnológico, detrás hay decenas de intentos fallidos por lograr un buen producto o servicio. Algunos pasan desapercibidos, mientras que otros se convierten en noticia.

En 2016 vimos grandes avances, pero también desastres que afectaron directamente a los usuarios, siendo algunos más graves que otros. Hoy queremos hablarte de los más sonados.

Samsung Galaxy Note 7

La (mala) noticia del año. Uno de los móviles más esperados resultó ser todo un desastre, ya que nadie espera que un smartphone de gama alta como el Samsung Galaxy Note 7 simplemente explote.

Lo que empezó como casos aislados según su fabricante, se convirtió en una seguidilla de explosiones que tenían por culpable un error de diseño en su batería. Samsung intentó arreglar el problema, pero finalmente tuvo que retirar sus Galaxy Note 7 del mercado.

Ciberataques que pusieron en riesgo nuestra privacidad y seguridad

Varias compañías importantes vieron la seguridad de sus sistemas y, más importante, de los datos de sus usuarios comprometidos por ataques cibernéticos que lograron penetrar servidores que se creían seguros.

Entre las afectadas este 2016 estuvieron Yahoo!, Dropbox, LinkedIn, Tumblr, MySpace y Opera además de varios más. Los ciberdelincuentes se apropiaron de información personal de los usuarios de estos servicios y no fueron pocos los que sufrieron consecuencias.

Accidente Tesla Model S en modo autopiloto

Los coches sin conductor están de moda y diferentes empresas trabajan en tener listo o probar los primeros modelos, siendo Tesla la primera compañía en sacar al mercado un vehículo que tenía modo de piloto automático.

El Tesla Model S llamó la atención no solo por ser el primero en ser utilizado por personas comunes y corrientes, ya que la noticia más grande fue el grave accidente que sufrió uno de sus usuarios mientras utilizaba el modo autopiloto ya que el fuerte choque resultó ser fatal.

Explosión SpaceX Falcon 9

El desarrollo de naves que lleven personas u objetos al espacio exterior hoy no es solo tarea de organismos gubernamentales como la NASA, sino que empresas privadas diseñaron sus propios cohetes siendo el SpaceX Falcon 9 el más conocido.
Justamente, este cohete espacial que ya se postulaba para llevar humanos a misiones fuera de nuestro planeta explotó al despegar. Si bien no hubo víctimas humanas a bordo iba el satélite con el que Facebook planeaba entregar acceso a Internet a lugares remotos retrasando así un proyecto más que interesante.



Publicar un comentario