viernes, 16 de diciembre de 2016

Navidad, esa fiesta llena de peligros

En Navidad aumentan muchísimo las llamadas a la policía. El alcohol aviva los rencores familiares y a veces la peña acaba en golpess antes de llegar al turrón.

Es grande la cantidad de personas que llegan cada año a urgencias por accidentes directamente relacionados con las fiestas.

Desde hace tiempo, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC), rastrea las salas de urgencias de 100 hospitales diferentes. Entre 2011 y 2015 documentaron más de 1700 accidentes relacionados con la Navidad.

De las 1700 lesiones registradas, 500 estaban relacionadas con la decoración. Algunas relacionadas con el montaje y desmontaje de la parafernalia navideña, otras con cortes y desgarros causados por bombillas ornamentales rotas.

Para que tengas una idea, aquí van algunos ejemplos reales aportados por la CPSC:
  • "Hombre de 33 años subido en un taburete para colocar las luces de navidad cae de espaldas y se golpea la cabeza contra el mueble de la tele".
  • "Mujer de 43 años sufre shock eléctrico al utilizar una vara metálica para quitar las luces navideñas de su casa".
  • "Mujer de 27 años rompe pieza de decoración navideña, cree que ha limpiado todo y se clava un trozo al pisarlo".
El mantenimiento de los árboles de navidad tampoco está libre de peligros, y se contabilizaron un gran número de accidentes relacionados con esta actividad.
  • "Hombre de 28 años estaba podando el árbol con una motosierra, se le escurrió y se cortó la muñeca".
  • "Hombre de 30 años estaba podando el árbol en su casa con cutter y se le escurrió mientras cortaba una rama".
  • "Mujer de 44 años trataba de tirar su árbol de navidad y sufrió una caída mientras trataba de meterlo en la papelera sin éxito".
Algunos pacientes también cometieron el error de utilizar objetos afilados para abrir los regalos la mañana de navidad:
  • "Hombre de 19 años se desgarra el pulgar al abrir un paquete con un cuchillo".
Los adultos no tienen en absoluto el monopolio de los accidentes navideños. Un número preocupantemente alto de los pacientes eran niños. La mayoría de ellos llegaron a las salas de urgencias tras ingerir piezas pequeñas de la decoración navideña.

La mayoría de heridos tenían edades comprendidas entre los 25 y los 55 años. Muchos de ellos, al menos, se hicieron daño mientras pasaban un buen rato.
  • "Mujer de 43 años declara haberse torcido el tobillo mientras bailaba durante la mañana de navidad".
  • "Hombre de 28 años estaba rematando un proyecto navideño personal y se hirió en un dedo mientras usaba una pistola de clavos".
  • "Mujer de 47 años se queja de dolor en la parte posterior del brazo después de pasar mucho tiempo tocando campanas por Navidad".
Conclusiones: Abre los regalos con las manos, no con cuchillos.

Las decoraciones navideñas de cristal pueden acabar en un auténtico drama, mejor plástico.

Y sobre todo, no dejes las figuritas del Belén al alcance de los niños pequeños, que si les aprieta el hambre, ese pequeño muñeco en forma de patito les parecerá un gran tentempié.



Publicar un comentario