domingo, 18 de diciembre de 2016

¿Por qué sólo los humanos tenemos mentón?

La barbilla o mentón (también llamado pera en Argentina, Chile, Colombia y Uruguay) es la parte de la cara situada debajo de la zona labial y por encima de la zona suprahioidea, donde comienza el cuello, llamada así por ser donde empieza la barba.

Esta parte está comprendida por la sínfisis mentoniana de la mandíbula o maxilar inferior; posee pelos largos y gruesos en el varón, piel movible, una capa subcutánea con tejido adiposo, que puede formar papada. Los músculos que comprenden el mentón son el músculo triangular de los labios, el músculo cuadrado de la barba y el borla del mentón.

En todo el reino animal, sólo los humanos tienen barbilla, y nadie sabe por qué. Incluso en los chimpancés y gorilas, la mandíbula inferior nunca sobrepasa el nivel de los dientes.

Hay decenas de teorías, pero ninguna es realmente buena. Una, por ejemplo, dice que el mentón evolucionó para defender a los dientes de los golpes de puño, pero esto hubiera requerido una cantidad absurda de generaciones de golpes mortales en la dentadura.

Otra dice que, a medida que nos fuimos irguiendo y dominando el habla, la mandíbula tuvo que sobresalir para dejar lugar a la lengua y la correcta masticación y respiración, pero no parece que la parte exterior siga el contorno del interior.

Finalmente hay una que  dice que, en realidad, el mentón no creció sino que se quedó atrás cuando el resto de la mandíbula se retrajo, probablemente porque ya no necesitábamos atacar a las presas con los dientes.

Nadie está seguro. Tal vez, simplemente, el mentón sea para pensar.





Publicar un comentario