viernes, 30 de diciembre de 2016

Que no te estafen por Internet: las formas mas comunes (y como protegerte)

Los estafadores son increíblemente ingeniosos y creativos. Cada día aparecen nuevas formas de sacar información acerca de tu cuenta bancaria y vaciarla al instante. Por lo tanto, navegando en Internet, no olvides estar alerta.
Compartimos contigo las maneras más populares de estafarte y cómo puedes protegerte de los maleantes.

Compras por Internet: ni mercancías, ni servicios
Es el método más popular de sacarte el dinero. Por lo general, sucece a la hora de comprar boletos de avión, prendas de marca o electrodomésticos.
Todo es sencillo: te llama la atención un anuncio sobre la venta de un teléfono inteligente nuevo y fabuloso o un viaje a Goa con un descuento del 50% (o, en ocasiones, hasta del 90%). Abres el enlace, dejas tus datos de contacto. Un minuto después, te llama una chica con voz agradable y te dice que es el último artículo disponible, de subasta, y necesitas pagar el anticipo del 100%. Aquí los estafadores ganan gracias a la avaricia de algunas personas: ¿cómo se puede perder una oferta tan ventajosa?
Por lo tanto, comprando a través de una página de este tipo, no recibirás la mercancía o el servicio que has pagado y, en caso de comprar boletos de avión, te pueden registrar a un vuelo que no existe. Antes de que te des cuenta, de tu cuenta bancaria se descontará la cantidad equivalente al precio, la cual desaparecerá para siempre.
Cómo protegerte:
  • Si piensas conseguir un boleto, una mercancía o un servicio por Internet, hazlo solo en las páginas oficiales de productores, sus distribuidores oficiales o páginas con buena reputación.
  • Siempre recuerda que las cosas o los servicios no pueden costar menos de lo que valen en la página del fabricante. Si ves, por ejemplo, un móvil que desde hace tiempo quieres conseguir, y es 2-3 veces más barato que en la página oficial, puedes estar seguro: te quieren estafar.
Caridad

Donar dinero para obras de caridad se puso de moda, y los estafadores, por supuesto, lo saben. Este tipo de engaño se presenta sobre todo en las redes sociales en forma de publicaciones. Al mismo tiempo, los enlaces te llevan a páginas que describen casos totalmente reales sacados de bases de datos de fundaciones benéficas y organizaciones caritativas. Resulta que tanto personas como animales en estas publicaciones son reales. Pero los requisitos de donación son diferentes.
Cómo protegerte:
  • Recuerda que las recaudaciones benéficas no se hacen usando cuentas personales o que no tienen nombre.
  • Una cuenta bancaria siempre contiene requisitos bancarios que no contienen el número de la tarjeta, sino el número de cuenta del titular y el número de su sucursal bancaria.
  • En caso de recaudar dinero para una persona física, solo te puede ayudar la comunicación. A veces incluso una conversación corta ayuda a entender las verdaderas intenciones de la persona.
Ventas por Internet

Vender algo por Internet se vuelve más y más cómodo, pero en este caso también hay quienes intentan engañarte. Aún cuando el vendedor eres tú.
Digamos que quieres vender tu IPhone por Internet para comprar un modelo más nuevo. Subes tu anuncio y literalmente el mismo día te escribe un individuo que dice que está dispuesto a comprar el móvil. Solo que hay un problema: los vendedores anteriores no lograron entrar a su cuenta. El estafador te da su nombre de usuario y contraseña y, en el momento en el que entras a su perfíl, tu móvil se vincula con la cuenta del estafador y se bloquea remotamente. Luego empieza la extorsión. Para desbloquear el teléfono, te ofrecerán depositar dinero a su tarjeta.
Cómo protegerte:
  • Jamás entres a cuentas ajenas y mucho menos descargues aplicaciones desconocidas a tu dispositivo, ya sea una computadora, un teléfono o un microondas.
  • Realiza la compra/venta siempre en persona, cara a cara. Si te ofrecen realizar una venta sin tener contacto directo, es una señal alarmante.
Bibliotecas digitales con cualquier libro

Bibliotecas digitales con todo tipo de libros, incluso aquellos que no existen. Entras a una página de estas, escribes el nombre del libro raro que estás buscando y -¡qué milagro!- el libro está disponible. Presionas el botón "Comprar" y te piden introducir tu número de tarjeta para comprar un libro que ni existe.
Cómo protegerte:
  • Comprando una mensualidad en una biblioteca digital u ordenando un libro impreso, siempre es mejor usar recursos electrónicos comprobados que, por lo general, ya tienen todos los libros existentes o accesibles.
  • Intenta buscar en la página combinaciones de palabras raras: si te arroja un resultado, salte de esa página y no vuelvas.
Llamadas gratis

La red móvil gratuita es un futuro inevitable. Pero aún no ha llegado, y los estafadores te ofrecen Internet, llamadas y mensajes de texto gratis ya a partir de ahora. Por una cantidad moderada te ofrecen instalar a tu móvil una “aplicación especial“ que te permite realizar llamadas totalmente gratis.
El dinero se deposita a un monedero electrónico o PayPal. Sin embargo, aún después de instalar las ”aplicaciones", los usuarios siguen pagando sus cuentas como de costumbre.
Cómo protegerte:
  • Recuerda: no existe ningún truco secreto que te ayude a evitar pagar tus recibos del móvil, Internet o cualquier servicio doméstico.
Saldo agregado "por error"

El esquema es sencillo: te llega un mensaje de texto de un número desconocido: "Tu saldo actualizado es de 10 dólares", luego desde otro número (o del mismo) te llega otro mensaje de texto pidiendo que devuelvas esa cantidad. Los estafadores incluso pueden llamarte para decir que se equivocaron de número cuando compraron el saldo. Esas personas solo ganan debido a que no prestamos la atención suficiente a los mensajes: no ha llegado ningún dinero a tu móvil, simplemente te enviaron dos mensajes de texto.
Cómo protegerte:
  • Todo es sencillo: los mensajes de texto del operador siempre llegan del mismo número corto, mientras que los estafadores envían sus mensajes de un número cualquiera y piden que les devuelvas el dinero al mismo número.
  • Si te llaman personalmente y te piden devolver el dinero, dile al estafador que hable directamente con el operador telefónico de tu red móvil. No es tu problema, al final de cuentas.
El trabajo de tus sueños

Caer en la trampa de los estafadores también es posible a la hora de buscar trabajo. Funciona así: encuentras una vacante muy atractiva con un sueldo envidiable, además, ¡se trata de participar en una serie de TV o cine! Es un trabajo de ensueño. Te pones en contacto, y casi instantáneamente recibes una respuesta que dice que se trata de un par de horas al día, te pagan mucho, no necesitas tener ninguna experiencia y sólo debes depositar cierta cantidad de dinero para que te reserven el lugar.
Buscando la felicidad y temiendo desaprovechar la oportunidad de volverte rico y famoso, sin dudar, envías el dinero a las cuentas de los maleantes que desaparecen instantáneamente.
Cómo protegerte:
  • Siempre debes estar alerta a la hora de buscar empleo. Especialmente si se trata de vacantes que lucen demasiado perfectas: con un buen salario, sin experiencia, con un horario libre o de tiempo parcial.
  • El empleador debe dejar los datos de contacto correctos y vigentes, así como también la dirección. Si solo lo puedes contactar a través de las redes sociales o intercambio de mensajes en una red social, es un motivo para alarmarte.
¿Será un virus?

Los virus son el truco favorito de los estafadores porque todo sucede casi automáticamente y no debes hacer casi nada. Solo descargarlo en tu computadora o móvil.
Digamos que estás vendiendo algo por Internet, y aquí te llega un mensaje de una página de anuncios que contiene un enlace a una foto. Entras a ver la foto, pero no se carga, y tu móvil ya está infectado. Luego te empiezan a llegar mensajes de texto de tu banco con las notificaciones sobre los retiros de fondos. Lo que pasa es que en algunas compañías móviles existe el servicio "Depósitos de dinero rápidos" con el cual, usando un código por SMS, puedes enviar dinero a tarjetas bancarias.
Qué hacer:
  • Apagar el móvil y retirar la tarjeta SIM. Así los SMS no se enviarán al banco.
  • Bloquear tu tarjeta. Llama desde otro teléfono al banco e introduce tu PIN mal 3 veces seguidas. Esto bloqueará tu tarjeta al menos durante 10 minutos y tendrás tiempo suficiente para comunicarte con el banco y resolver el problema.
  • Instalar antivirus. Incluso el antivirus más sencillo debe encontrar malware y salvar tu cuenta bancaria de los maleantes.
Cómo protegerte:
  • No abras enlaces desconocidos en los mensajes (incluso si parecen inofensivos).
Cómo saber que una página es de confianza

Cada tarjeta bancaria tiene datos que puedes proporcionar, y datos que nunca debes compartir. Sobre todo, se trata del código CVV al reverso de la tarjeta.
Sin embargo, cuando hacemos compras por Internet, nos piden introducir ese código. ¿Cómo podemos saber si la página es de confiar o no?
Si entras a la página en línea de la tienda, en la barra de dirección en tu navegador podrás ver un pequeño candado.
Esto significa que la conexión está protegida por Transport Layer Security, o el protocolo de seguridad TLS. Es decir, está certificado que no es una página falsa y el 99,99% de los estafadores no podrán capturar tus datos. Puedes introducirlos sin temer que vayan a ser robados y esperar a que te entreguen tu compra.

Skimmers

Los estafadores encuentran maneras cada vez más atrevidas y pensadas de meterse en tu bolsillo, y la prueba de eso es la evolución de los skimmers.
Un skimmer es un lector de bandas magnéticas casero. Los maleantes lo adjuntan al receptor de tarjeta de los cajeros electrónicos. Puede lucir como una mini cámara, un teclado postizo o incluso todo un cajero falso. A veces los skimmers están tan bien disimulados que ni siquiera los empleados del banco pueden reconocerlos a primera vista.
Cómo protegerte:
  • Antes de insertar tu tarjeta en el cajero, revísalo. Busca señales sospechosas.
  • Revisa si no hay algo pegado sobre la rendija por la cual se inserta la tarjeta. Por lo general, los estafadores instalan el skimmer solo durante un par de horas, por lo tanto, lo adhieren con pegamento o cinta adhesiva.
  • Estudia la superficie del cajero (especialmente si es nuevo). Toca sus paneles. Por lo general, los que son falsos se despegan fácilmente. Si algo se mueve, examina esta parte más de cerca.
  • Muchas veces el teclado falso se adhiere con pegamento o cinta doblefaz. Por lo tanto, al presionar una tecla sientes algo extraño, la tecla se despega del cajero.
  • No uses cajeros de bancos desconocidos, ni aquellos que se encuentran en la calle o en el metro.

Publicar un comentario