lunes, 12 de diciembre de 2016

¿Qué pasaría en el mundo si todos fuésemos vegetarianos?

Algunos quieren evitar el sufrimiento extremo de los animales. Otros, solo buscan desintoxicar su cuerpo y enfocar su alimentación por un camino saludable. En definitiva, son sobrados los motivos que pueden llevar a una persona a cambiar su dieta y convertirse en vegetariano.

Andrew Jardis, investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical de Colombia aseguró que "si todos los seres humanos nos hiciéramos vegetarianos, ocasionaríamos serios inconvenientes a miles de millones de personas". Se trata de una historia de dos mundos, en donde en los países desarrollados provocaría un gran beneficio ambiental y para la salud; en cambio, un impacto negativo -en términos de pobreza- en los países en desarrollo.

Jarvis y sus colegas exploraron la hipótesis de qué podría suceder si de un día para otro la carne dejara de estar en el menú cotidiano. En primer lugar observaron el impacto en el cambio climático. La producción de alimentos representa entre el 25% y el 30% de todas las emisiones de gases con efecto invernadero generadas por el hombre en todo el mundo. Y la mayor parte viene de la producción agropecuaria.

Si el vegetarianismo fuese adoptado globalmente, para el 2050 se efectuarían 7 millones menos de muertes al año. "Muchas personas no piensan en las consecuencias que la producción de alimentos tiene en el clima", señala Tim Benton, especialista en seguridad alimentaria de la Universidad de Leeds, en Reino Unido. Y agregó: "Si consumiéramos un poco menos de carne al día, dejaríamos un mundo mejor para nuestros hijos y nietos".
Marco Springmann, investigador del programa Future of Food de la Universidad de Oxford, intentó cuantificar cuán mejor sería ese mundo, y construyó modelos computarizados que simulan lo que pasaría si todos los humanos se volvieran vegetarianos para el año 2050.

Los resultados indican que, gracias a la eliminación de carne roja de la dieta, las emisiones relacionadas con la producción de alimentos caerían un 60%. Y si todo el mundo se hiciera vegano -no consumiera ningún producto de origen animal- la caída sería del 70%.

En el mundo, aproximadamente se ocupan unas cinco millones de hectáreas para el ganado. Esto es el 68% del total de tierras agrícolas. Si todas las personas se volvieran vegetarianas, se dedicarían el 80% de esos pastos a la reforestación, lo que aumentaría la absorción de carbono y aliviaría el cambio climático.

¿La mala? Dado que los pastizales tienden a ser altamente degradados, tanto la restauración ambiental como la conversión a la agricultura requerirían de planificación e inversión. "Simplemente no se podría sacar a las vacas del terreno y esperar a que el bosque crezca por sí solo", aclaró Jarvis.

El estudio de Springmann demostró que si todos fueran vegetarianos para el 2050, se observaría una reducción global de la mortalidad del 6% al 10%, gracias a la disminución de enfermedades coronarias, diabetes, accidentes cerebrovasculares y algunos tipos de cáncer. La mitad de estos resultados se debe a una reducción de ingesta de carne roja. La otra parte sería una reducción de calorías y una aumento de ingesta de frutas y verduras.

Quienes critican esta hipotética teoría se centran en que muchos alimentos de origen animal poseen más nutrientes por caloría que ciertos granos. Aquí el problema surge al pensar que -quizá- en otros alimentos sería más difícil encontrar estos micronutrientes. "El vegetarianismo -a escala mundial- podría crear una crisis de salud en el mundo en desarrollo", dijo Benton.



Publicar un comentario