sábado, 17 de diciembre de 2016

Señales de tu cuerpo para informarte que estás sufriendo demasiado estrés

Por si todavía no lo habías notado, el cuerpo es muy sabio. Almacena energía cuando sabe que no estamos recibiendo suficiente, se defiende (casi siempre) cuando las bacterias lo invaden y también nos advierte cuando estamos abusando de su buena disposición. Es por eso que cuando alcanzamos un nivel de estrés inaceptable y dañino para nuestra salud, él tiene su manera de advertirnos.

Por lo tanto, si percibes que experimentas alguno de estos síntomas a menudo, tal vez deberías incorporar nuevas maneras para liberarte de él...
  • Dificultad para despertarte Si levantarte te cuesta el doble de lo usual, la respuesta puede estar en la cantidad de estrés que padeces. Y es que, como consecuencia del estrés, las glándulas no segregan suficiente de la hormona que estimula los niveles de energía en la mañana.
  • Duermes pero sigues cansado A pesar de intentar cumplir religiosamente con las 8 horas recomendadas, durante el día te cansas demasiado y desearías poder dormir más.
  • Antojos salados El estrés crónico puede producir un desequilibrio de electrolitos, lo que produce una gran necesidad de comer alimentos con sal.
  • Ya no puedes Antes manejar las situaciones estresantes era algo que hacías sin demasiados problemas. Pero desde que el estrés ha ido en aumento, tu capacidad para controlar y tolerar esas situaciones ha disminuido cada vez más.
  • Sin período A la hora de producir hormonas, el cuerpo prioriza las hormonas del estrés sobre las hormonas sexuales. Por lo tanto, el estrés crónico conduce a un desequilibrio hormonal que puede resultar en un ciclo irregular e incluso contribuir con la infertilidad.
  • Defensas débiles El cuerpo también prioriza la producción de hormonas sobre las funciones inmunológicas y eso hace que tenga mayor dificultad para defenderse de gripes y otras enfermedades.
  • Nebulosas El estrés excesivo puede dar una sensación de confusión, empeorar la calidad de la memoria y hacer que la mente se nuble por momentos.
  • Dependencia de cafeína y alimentos azucarados El café y los productos con azúcar son ambos útiles cuando queremos aumentar nuestros niveles de energía. Si no puedes estar unas horas sin consumir café o azúcares porque tu energía desciende, esta es una clara señal de que el estrés te está consumiendo.
Si notas alguna de estas señales en tu cuerpo es hora de que tomes conciencia y te tomes un momento para relajarte. El estrés es un tema serio que no podemos ignorar ni debe afectarnos en exceso; no solo tiene consecuencias negativas para la mente, sino que también supone un peligro para la salud física. 



Publicar un comentario