miércoles, 21 de diciembre de 2016

Una nueva e implacable ola de calor afecta al polo norte

El cambio climático es un hecho innegable que de momento no se está deteniendo, a pesar de las medidas que los gobiernos de todos los países toman en las cumbres mundiales. Este mes de diciembre se están registrando temperaturas 50 grados por encima de la media en el Polo Norte, un situación que se está volviendo cada vez más recurrente y que tiene difícil solución.

Se trata de las temperaturas más altas jamás registradas desde que científicos de todo el mundo comenzaron a medir el calor y el frío que en cada estación del año se produce en el Polo Norte. El año pasado ya se llegó a un nuevo récord, pero los científicos han descrito lo alcanzado ahora como algo insólito y alarmante que puede tener consecuencias para todos.

Zack Labe, doctor en ciencias de la Universidad de California, aseguró que: "A pesar de que la extensión del hielo marino en el Ártico sigue siendo gigantesca, estamos registrando el mínimo histórico hasta la fecha y [el grosor del hielo] sigue siendo extremandamente delgado, y es más susceptible a cualquier subida de la temperatura a medida que avanza el tiempo".

El Círculo Polar Ártico es la zona del planeta que más rápido está notando los efectos del calentamiento global y de media su temperatura está subiendo el doble de las cifras registradas en otras áreas. El deshielo es continuado y al mismo tiempo es el responsable de que esté aumentando el nivel del mar, un hecho que será muy peligroso para las grandes ciudades costeras como Nueva York.

Kent Moore, profesor de física de la Universidad de Toronto, dijo que: "Estamos llegando a punto en el que los extremos son cada vez más extremos. Cualquier cambio por pequeño que sea le está produciendo un daño infinito al Polo Norte y deberíamos poner todos los recursos disponibles para que esto se paralice de una vez por todas porque la situación es de extrema gravedad".

El calentamiento global y el deshielo del Ártico es un problema que nos afecta a todos, de momento no notamos las consecuencias pero en pocos años algunas zonas costeras podrán quedar abnegadas por el aumento del nivel del mar y la temperatura subirá en todo el mundo debido a que el Círculo Polar Ártico tendrá una menor capacidad para regularla.



Publicar un comentario