martes, 3 de enero de 2017

Esta familia hace 3 años que vive en una cúpula en el Círculo Polar Ártico


Hjertefølger significa seguidor del corazón en noruego, y la familia Hjertefølger hace honor a su apellido. Después de todo, hace falta un tipo de fuerza muy especial para mudarte a una zona remota del Círculo Polar Ártico, pero eso hizo esta familia de 6 miembros en Diciembre de 2013.

Construyeron una cúpula geodésica solar de 3 pisos, 5 dormitorios y más de 7 metros de altura, en la isla noruega de Sandhornøya más de 1000 kms al norte de Oslo. Por si no lo sabes, una cúpula geodésica es una estructura parcialmente esférica compuesta de una compleja red de triángulos.

 
En su caso, está hecha de varios materiales orgánicos, como arena, agua y arcilla, y la forma mantiene el calor mientras que protege a la familia de los fuertes vientos y duras nevadas típicas de la zona. También cubre una zona de jardín donde la familia cultiva frutas y verduras. 


La cúpula ofrece vistas panorámicas del bosque salvaje que hay alrededor, y también permite a la familia ver sin obstáculos la Aurora Boreal.

“El sentimiento que tenemos al entrar en esta casa es distinto a entrar en cualquier otra casa,” dijo Ingrid Hjertefølger a Inhabitat. “La atmósfera es única. La casa tiene calma, yo casi puedo oír la quietud.” Esa es la recompensa por seguir a tu corazón.









Publicar un comentario