miércoles, 4 de enero de 2017

Hay mas gatos en Australia, que en Internet (y son mas inteligentes que tu iPad)

Una reciente investigación, publicada en Biological Conservation, llevada a cabo por más de 40 de los principales científicos ambientales de Australia, reúne evidencia de casi 100 estudios diferentes en todo el país y sus resultados ponen en jaque los esfuerzos de conservación. En Australia, un país en el que la cobertura de internet llega al 85% de la población, los gatos ya ocupan el 99,8% del territorio.

"La población total de felinos salvajes de Australia fluctúa entre 2,1 millones en épocas de escasez y llegan a los 6,3 millones cuando la lluvia provoca una abundancia de presas disponibles”, señala la principal autora del estudio, Sarah Legge, de la Universidad de Queensland, en un comunicado. La búsqueda de la frase “gatos salvajes” en Google, aporta poco más de 4,4 millones de resultados.

El estudio también analizó qué causa la variación en la densidad de los gatos. Las áreas interiores con baja precipitación y vegetación más abierta tenían densidades más altas que la mayoría de las zonas costeras, más húmedas, pero sólo después de lluvias extensas.

Se trata de un hallazgo preocupante para los expertos en conservación, ya que la densidad de los gatos era la misma dentro y fuera de reservas, como los Parques Nacionales, lo que demostraría que declarar áreas protegidas es una medida insuficiente para proteger la fauna local.

"Estos proyectos son esenciales para prevenir extinciones de especies – añade Gregory Andrews, comisionado del Departamento de Especies Amenazadas del gobierno de Australia – , pero no son suficientes. Protegen sólo una pequeña fracción de la superficie terrestre de Australia, dejando que los gatos salvajes causen estragos en el 99,8% restante del país. Australia es el único continente del planeta, junto a la Antártida, donde los animales evolucionaron sin gatos, razón por la que nuestra fauna es tan vulnerable a ellos, lo que refuerza la necesidad de eliminar a los gatos salvajes de manera humana y efectiva”. El estudio señala que, desde su llegada a la isla, sobre todo aquellos que los hicieron en el siglo XVII, los gatos han provocado la extinción de 20 mamíferos australianos.

Mejor que tu iPad
Tiene 300 millones de neuronas –frente a los 160 millones de un perro– y una capacidad de procesamiento de 6,1 trillones de operaciones por segundo, según Gatosphera. En total, 91.000 GB que dejarían pequeño al tablet más moderno. Su memoria a corto plazo puede llegar a las 16 horas y, al igual que en el caso de los humanos, existe el riesgo de que sufra deterioro cognitivo con la edad. Se cree que convivir con humanos desde hace miles de años ha modificado su genoma y ha contribuido a su docilidad.

¿Por qué han llegado a ser tan dóciles?
Otras mascotas son zalameras, cariñosas, leales… El gato es arisco. ¿Por qué? La secuenciación de su genoma en 1994 aportó mucha información sobre su comportamiento. Los científicos estadounidenses que llevaron a cabo el proyecto descubrieron que entre las especies salvajes del Paleolítico y los domesticados actuales hay ciertos cambios genéticos. Los especialistas sospechan que su docilidad proviene de la conveniencia de obtener alimento fácilmente. Para explicar esta adaptación hay que acudir proceso embrionario del animal: ciertos genes de la cresta neuronal del gato se han ido modificando y diferenciándose de los de otros felinos. Tomás Marquès-Bonet, coautor de un trabajo que comparó su genoma con el de otros mamíferos, manifiesta, sin embargo, su desconcierto respecto a su carácter independiente: “Puede que sea por prudencia o por azar”, conjetura.



Publicar un comentario