martes, 21 de marzo de 2017

Los tuits que provocan ataques epilépticos.

Parece que los denominados haters de Twitter han pasado a un nuevo nivel de crueldad. En este caso, la víctima ha sido Kurt Eichenwald, un periodista de la revista Newsweek que también es colaborador en Vanity Fair. Ocurrió el pasado mes de diciembre, cuando un lector, nada contento con un contenido que había publicado el redactor y conociendo su historia clínica, tuiteó una imagen animada estroboscópica con el siguiente mensaje: "te mereces un ataque por tu publicación".


El periodista reconoció poco después que el tuit había tenido el efecto deseado, cuestión que le hizo buscar al autor para interponer una denuncia. Según Eichenwald, "tras una investigación de tres meses, el FBI arrestó esta mañana a un hombre que me atacó usando una imagen estroboscópica en Twitter la cual me provocó un ataque". Dicha investigación finalizó con la detención de John Rayne Rivello la pasada semana. Rivello tiene 29 años y reside en Salisbury (Maryland). Tras su captura, ha sido acosado por ciberacoso.

Supuestamente, la cuenta de Twitter del sospechoso también contiene mensajes incitando a otros usuarios para que le envíen dicha imagen al periodista con mensajes como "reenvíaselo para ver si se muere" y otros en los que reconoce que padece epilepsia. No es el único que ha intentado causarle daños con este tipo de mensajes. Según Eichenwald un seguidor de Donald Trump bajo el pseudónimo Mike's Deplorable AF, ha intentado enviarle vídeos con luces estroboscópicas con el mismo fin. ¿La razón? que no le gustaron las críticas que el periodista hizo en un artículo al actual presidente de los Estados Unidos.

Según el periodista, "es lo que se llama epileptogénica -algo que provoca ataques. Afortunadamente, dado que me encontraba de pie, simplemente aventé el iPad al suelo en el momento en el que me di cuenta lo que Mike había hecho". No todos los epilépticos son fotosensitivos pero, por desgracia, el periodista sí lo es.




Publicar un comentario