jueves, 27 de abril de 2017

11 bicicletas sorprendentes

El ciclismo es más que un mero deporte y las bicicletas son más que un medio de transporte. Y los diseñadores son muy conscientes de ello. Dar pedales con estilo, versatilidad y comodidad es el reto de muchos de ellos; y de sus mentes se vuelcan al mundo asombrosos diseños que hacen las delicias de los amantes del ciclismo urbano y deportivo.

Porque a estas alturas es más que evidente que las bicicletas ya son toda una tendencia entre los urbanitas cansados de moverse en coche a todas partes. Y las hay de todo tipo: fabricadas en madera, de tres ruedas, montadas por piezas…. 

La bici invisible: Clarity Bike

¿Te imaginas tener una bici invisible y parecer que vuelas sobre el asfalto? Tal vez no sea la mejor de las ideas cara a la seguridad del ciclista, pero lo cierto es que el estudio alemán Designaffairs, pionero en el desarrollo y la aplicación de nuevas técnicas para materiales, ha dado con esta inusual bicicleta, cuyo cuadro transparente está hecho de Trivex, un polímero que se produce por inyección en molde y que le da una apariencia invisible, sin restar un ápice de resistencia al cuadro.

La bici de madera made in Euskadi: Axalko

No es necesario buscar los materiales más novedosos e innovadores para crear una gran bici. Axalko (que significa en euskera “zorro pequeño”) es una empresa vasca que realiza bicicletas de madera a mano, a medida y personalizadas, tanto para competición como para cicloturismo. El cuadro de madera aporta resistencia y absorción de choque y, al ser hueco, hace que sea más ligero. Y además, sostenible. “No pretendemos competir con el aluminio o el carbono en cantidad, queremos ofrecer una bicicleta exclusiva a la gente que le guste la madera, pues este material absorbe mejor las vibraciones en los caminos malos”, afirma Aitzol Telleria, su creador.

La bicicleta reclinada plegable

La Grasshopper FX es una de las pocas bicicletas reclinadas de dos ruedas que se puede plegar, por lo que se torna en una opción muy recomendable para el cicloturismo espontáneo, tanto si te gusta salir para excursiones de un día como si lo que te apetece es irte lejos de casa cargado de equipaje. Increíblemente fácil de conducir, es una bicicleta muy cómoda gracias a su doble suspensión de serie. Y con un plegado que puede efectuarse en 60 segundos, para meter en un vagón de tren, por ejemplo, para llevarla de un lugar a otro.

Para quedarse mirándola eternamente: KSZ Cycle

Combinar líneas en 2D con formas tridimensionales, esa es la idea detrás de KSZ Cycle, esta joya de bicicleta urbana minimalista creada por la mente del diseñador húngaro Kisszsombor. El cuadro es fosforescente y la tija y el manillar son de madera. Y aunque parezca que se vaya a venir abajo en cualquier momento, su creador asegura que es muy resistente. El fin último era combinar una serie de líneas 2D con formas 3D, transformando un diseño plano en un objeto utilizable.

Una bici por piezas: Sawyer Lowrider Wooden Beach Cruiser

Una bicicleta que tendrás que montar tú mismo, pieza por pieza, como si de un juguete se tratase. Esa es la Sawyer Lowrider Wooden Beach Cruiser. Viene por trozos unidos entre sí recién salidos del molde, como muchos de los juguetes que en nuestra infancia nos ha tocado montar. El cuadro está fabricado de contrachapado de haya. Este diseño ganó el primer premio en la competición internacional de diseño de bicicletas de Taipei.

El triciclo híbrido: Kaylad-e

El diseñador griego Dimitris Niavis es el creador de este triciclo híbrido con motor de 250 W concebido para moverse por la ciudad. Trae un candado integrado para prevenirte de los amigos de lo ajeno, además de un GPS insertado en el tubo del sillín para que la encuentres con facilidad si consiguen robártela o, simplemente, no recuerdas dónde la has dejado. Es ideal para moverte con bultos y además también incorpora luces LED para cuando cae el sol.

Vuelta al siglo XIX: Concept 1865

Si eres un buen hipster hecho y derecho, no puedes dejar escapar este asombroso velocípedo vintage a más no poder. Concept 1865 es una bicicleta híbrida con motor de 250 W y llena de sorpresas que nos hace viajar en el tiempo a hasta mediados del siglo XIX. No tiene cadena, los neumáticos no se pinchan y está fabricada en materiales reciclables. ¿Se puede ser más moderno?

Bicicleta y patinete: Pibal Bike

¿Prefieres pedalear o empujar la bici con el pie como un patinete? Tú eliges. Este híbrido entre bicicleta y patín, desarrollado por el diseñador Philippe Stark junto a la firma Peugeot para el servicio de alquiler de bicicletas de Burdeos, es una divertida manera de moverte por las complicadas calles de la ciudad. Un concepto que cada día también está más presente entre los usuarios particulares de todo el mundo.

La bici inteligente: Vanmoof 10

Vanmoof 10 es una bicicleta eléctrica inteligente que incorpora GPS, control de potencia y un ordenador que monitoriza el comportamiento del ciclista mediante distintos sensores, ajustando la energía eléctrica de la bicicleta, que es suministrada por un pequeño y ligero motor de 250 W integrado en el buje de la rueda delantera. Cuenta con un marco de aluminio anodizado e integra una batería ligera para una autonomía de 30 a 60 kilómetros. Ahí es nada.

Una bici para mamás: Taga

Y he aquí la bici perfecta para esas mamás o papás que no quieren renunciar a moverse en bici cuando van con sus pequeños. Taga, una bicicleta que es un carrito de bebés al mismo tiempo, o un carrito de bebés que se convierte en bicicleta, es la original y práctica idea creada por un equipo internacional de diseñadores amantes de las bicis y con hijos.

Convierte tu bici preferida en una bicicleta eléctrica

Pero no hace falta hacerse con nuevos modelos para destacar sobre dos ruedas. También puedes usar tu bicicleta actual con una GeoOrbital Wheel, un sistema que permite convertir cualquier bici en eléctrica en menos de 60 segundos. El GeoOrbital sustituye los radios de la rueda delantera por un motor eléctrico que recorre el interior de la llanta para darnos impulso. Además, es un neumático antipinchazos y su batería permite alcanzar los 20-30 km/hora, con una autonomía de hasta 50-80 Km, suficiente para los trayectos que podemos hacer durante un día. Un concepto que ya se puede reservar después de haber superado con nota su ronda de financiación en Kickstarter y que te hará ser el centro de todas las miradas.



Publicar un comentario