lunes, 24 de abril de 2017

Acné, saltar al agua, y otras cosas que pueden ser mortales y no lo sabemos

A menudo no somos conscientes del peligro, incluso mortal, que representan ciertos hábitos aparentemente inocuos que forman parte de nuestro día a día. Conoce en esta galería algunos de los más importantes y evita subestimarlos.
  • Consumir alcohol y paracetamol al mismo tiempo. La combinación de ambas sustancias puede ser fatal para los riñones y también para el hígado.
  • No ir al dentista cuando nos duelen las muelas. Es vital acudir a un especialista en estos casos, ya que las infecciones en la boca pueden propagarse rápidamente por todo el organismo.
  • No vacunarse. Además de proporcionar inmunidad a varias enfermedades, las vacunas hacen que disminuya la probabilidad de propagación de peligrosas dolencias.
  • Quemaduras por el sol . La quemaduras solares producto de prolongadas sesiones de bronceado multiplican el riesgo de cáncer en la piel.
  • Canela. Tan solo una cucharada de canela en polvo seca puede obstruir las vías respiratorias y producir asfixia.
  • Permanecer sentado por largos periodos. Mantener esta posición durante un tiempo prolongado aumenta el riesgo de trombosis en las piernas y puede desencadenar en problemas de circulación e incluso en infarto.
  • Sobrepeso. El problema de la obesidad y el sobrepeso no es solo estético. Los riesgos incluyen serias enfermedades cardíacas, diabetes y problemas óseos.
  • Abusar del alcohol. Además del peligro que su consumo representa para la salud, un individuo en alto estado de embriaguez puede llegar a asfixiarse con su propio vómito.
  • Acné. La aparición de estas lesiones en la piel, principalmente en la región que se extiende desde las esquinas de la boca hasta el inicio de la nariz, puede provocar en algunos casos seria infecciones, dolores de cabeza, parálisis e incluso la muerte.
  • Inhalación de vapores de pintura. Las inhalaciones de sustancias químicas como vapores de pinturas, disolventes, lacas, etc., por largos periodos de tiempo pueden aumentar el riesgo de cáncer y generar daños al cerebro.
  • Saltar al agua. Anualmente un número significativo de persona sufre parálisis producto de serias fracturas en el cuello y la espalda tras saltar en lugares de poca profundidad. Por tanto, antes de intentar zambullirse, verifique este factor.
  • Dormir poco. Además de provocar una disminución en la capacidad de reacción y en la toma de decisiones, el insomnio puede afectar la salud mental gravemente.
  • Nadar en el océano. Aunque mucha gente suele tener miedo a los tiburones, el principal peligro en el océano lo representan las fuertes olas, las corrientes y la marea. Por tanto, se recomienda nadar perpendicular a la corriente, buscando las olas hacia los lados.
Publicar un comentario