lunes, 17 de abril de 2017

Aprende a diferenciar un "ataque de pánico" de un "ataque cardíaco"

Un ataque de pánico y un ataque al corazón tienen síntomas similares: dolor fuerte en el pecho, sudoración, picazón, problemas de respiración, náuseas. El hecho de que un ataque al corazón pueda provocar pánico todavía lo vuelve más confuso. Sin embargo, a pesar de los síntomas similares, puedes aprender a distinguir una cosa de la otra.
Si tú o alguno de tus seres queridos sufren de ataques de ansiedad, es importante saber diferenciarlos de un ataque cardíaco. Este artículo te dirá cómo hacerlo.

Cómo reconocer un ataque cardíaco
  • Las personas que han sufrido un ataque al corazón, describen el dolor como opresivo.
  • Por lo general, aparece en medio del pecho y se puede sentir en el brazo izquierdo y en la espalda.
  • El dolor también puede irradiar al cuello, muelas y mandíbula.
  • La intensidad del dolor puede variar.
  • Este estado dura por más de 5 minutos y no afecta la respiración.
  • La sensación de picazón muchas veces solo se siente en el brazo izquierdo. También se pueden presentar sudoración fría y pegajosa, náuseas e incluso vómito.
  • Las personas sienten miedo, el cual está enfocado en el dolor opresivo en el pecho y la posibilidad de morir por un paro cardíaco.
  • Por lo general, las personas no presentan una respiración agitada, menos los casos cuando el ataque al corazón provoca ataques de ansiedad.
  • Si tienes estos síntomas desde hace 5 minutos, ¡llama una ambulancia! Si no puedes hacerlo, pídele a alguien que te lleve a urgencias.
Cómo reconocer un ataque de ansiedad
  • A pesar de la creencia popular, el ataque de ansiedad puede aparecer en las situaciones más comunes.
  • Los síntomas de un ataque de ansiedad, por lo general, llegan a su culminación al cabo de 10 minutos.
  • El dolor se localiza en el área del pecho y viene en oleadas: aparece y se va.
  • El entumecimiento y la sensación punzante que se presentan a veces durante un ataque de ansiedad, no se limitan con el brazo izquierdo, también se pueden sentir en el brazo derecho, en las piernas y en los dedos.
  • En caso de un ataque de ansiedad, las personas sienten miedos irracionales, por ejemplo, el miedo a ahogarse o volverse loco.
  • Si no puedes entender si tienes un ataque al corazón o de ansiedad, acude de inmediato al médico. En cualquier caso, esperar no es la mejor opción en ambas situaciones. Si resulta que estás teniendo un ataque al corazón, no pedir ayuda médica puede terminar en la muerte. En caso de un ataque de ansiedad, no tener tratamiento puede agravar el problema y aumentar la frecuencia de los ataques. Una consulta médica a tiempo te ayudará a mejorar la calidad y la duración de tu vida.

Publicar un comentario