jueves, 6 de abril de 2017

El 19 de abril llega un asteroide potencialmente peligroso para la tierra

El asteroide, que mide 650 metros de diámetro, se aproximará a la Tierra el 19 de abril.

El asteroide 2014 JO25 (que fue descubierto por el Mount Lemmon Survey de Arizona -uno de los mejores instrumentos para localizar objetos próximos a la Tierra- en mayo de 2014) pasará el próximo 19 de abril muy cerca de la Tierra. Según los expertos tiene 650 metros de diámetro y mide 1,4 kilómetros. Es, sin duda, el objeto que ha estado más cerca de la Tierra en la última década -referido a este tamaño-. El anterior acercamiento de este tipo fue con 4179 Toutatis en 2004.

La roca pasará a una distancia de cerca de cinco lunas, esto es, 1,8 millones de kilómetros. A pesar de haber sido calificado como 'potencialmente peligroso' no hay peligro de colisión con nuestra planeta y no volverá a estar tan cerca de la Tierra hasta dentro de unos 480 años.

El asteroide pasará a unos 1,8 millones de kilómetros de la Tierra

El Minor Planet Center, organismo de la Unión Astronómica Internacional, clasifica todos los objetos con tamaño suficiente como para causar daños de impacto (la caída de un asteroide potencialmente peligroso podría producir catástrofes locales como maremotos) y con una órbita potencial que lo acerca a la Tierra.

Los próximos asteroides que pasarán cerca de la Tierra serán: 1999 AN10, de 800 metros de diámetro, que se aproximará a una distancia lunar en agosto y 2012 TC4 que lo hará durante el mes de octubre. De cualquier forma, los asteroides de esta lista (1.786 en marzo de 2917) no suponen una amenaza para la Tierra en los próximos 100 años o más.

El 19 de abril, por tanto, será un momento muy favorable para las observaciones del asteroide 2014 JO25 y se convertirá en uno de los principales objetivos del radar de asteroides de 2017-.

Planificando soluciones
¿Qué pasa si la órbita de un asteroide lo acerca peligrosamente a la Tierra? Tarde o temprano, un gran asteroide acabará impactando contra la Tierra. ¿Hay algún plan de contingencia? Desde hace años, la agencia espacial estadounidense junto a la agencia Espacial Europea (ESA) llevan a cabo una misión conjunta bautizada como AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment) para verificar las posibilidades de cambiar el curso de un asteroide.
Así, el asteroide (65803) Didymos -de unos 800 metros de diámetro- es uno de los que se encuentra en el punto de mira, pues pasará a a solo 13 millones de kilómetros de la Tierra en 2022. En ese momento, la NASA planea provocar una colisión entre un proyectil lanzado desde la Tierra y el pequeño satélite del asteroide Didymos -de apenas 150 metros de diámetro- para alterar levemente la órbita del mismo.



Publicar un comentario