martes, 25 de abril de 2017

El Islandés podría desaparecer porque las computadoras "no lo entienden"

Palabras como Hundslappadrifa, que significa “fuerte nevada con grandes copos que nace con el viento en calma” hacen que el islandés sea uno de los idiomas más complejos de Europa.


Su diccionario tan detallado y adaptado a una vida con características muy singulares provoca que, aparte de las 340.000 personas que lo hablan en la isla, prácticamente nadie domine este idioma. Y el problema se agrava cuando ni los ordenadores son capaces de detectarlo.

Según los expertos, el avance del internet de las cosas, por el que pronto haremos funcionar todos nuestros aparatos electrónicos por vía oral, puede dejar de lado definitivamente al islandés.


Ya en Islandia ha comenzado a caer en desuso en virtud del inglés, sobre todo por el turismo que atrae a millones de visitantes anualmente al país. Pero también está teniendo parte de la culpa el desarrollo tecnológico, y es lo que podría acabar marcando su desaparición.

“Sin un lenguaje único, el país podría experimentar una fuga de cerebros”, explica a Independent Asgeir Jonsson, profesor de economía de la Universidad de Islandia. “Por ejemplo, en una ciudad británica del tamaño de Islandia viven muchos menos científicos y artistas. Ellos simplemente se marchan a la metrópolis”.

Que el idioma recupere terreno depende del esfuerzo de sus ciudadanos, pero también de una gran suma de dinero. Para crear una base de datos del idioma que permitiera a los desarrolladores tecnológicos incluir el islandés como opción, el Ministerio de Educación calcula que deberían gastarse alrededor de mil millones de libras.

Una opción inviable que augura, como explica el expresidente Vigdis Finnbogadotti, que “el islandés va a terminar en la papelera de América”.



Publicar un comentario