miércoles, 5 de abril de 2017

El nuevo anuncio de Pepsi unifica criterios: todos están de acuerdo que es una basura

El nuevo anuncio de Pepsi solo tiene un mérito: ha conseguido enojar a todo el mundo por igual.


Para la izquierda se trata de una meada fuera de tiesto en la que una gran compañía trata de hacer el papel de "padre enrollado" y acaba haciendo un chiste sobre todas las causas por las que está protestando la generación millennial.

Para los conservadores, la prueba evidente de que las grandes corporaciones han sido abducidas por los inmigrantes, los homosexuales y los que hacen chistes sobre Trump.

Prepárate para pasar una vergüenza ajena solo superable por ver a tus padres bailando en una boda.

En serio, ¿cómo carajo fue capaz esa agencia de publicidad de vender esta idea a Pepsi?

Imagino que en la reunión para el concurso del anuncio de Pepsi dijeron: '... y entonces Kendall Jenner soluciona la opresión ofreciéndole a un policia atractivo una Pepsi".

Esta mezcolanza de Black Lives Matter, protesta LGTB, repertorio étnico digno de United Colors of Benetton, con un chorrazo de Keep Up With The Kardashians no hay quien se lo trague, ni aunque metan al nieto de Bob Marley cantando de fondo.

Mucha gente ha optado por la sana opción de reir por no llorar.









Publicar un comentario