sábado, 8 de abril de 2017

El sexo sólo adelgaza el equivalente a comer una lechuga

Una de las leyendas que más proliferan alegremente por nuestro acervo cultural, y que nos encanta creer, es que practicar sexo adelgaza, como pudiera hacerlo acudir al gimnasio. La diferencia es que acudir al gimnasio, por lo general, resulta desmotivador, justo lo contrario que el sexo.

Sin embargo, la mala noticia es que comparar el sexo con un ejercicio de gimnasio es, cuando menos, exagerado.

Las pocas calorías que quemas
Para medir la intesidad de un ejercicio se emplea el valor llamado met (equivalente metabólico), que mide la cantidad de calor disipado por metro cuadrado de piel. Cuando dormimos, por ejemplo, nuestro met medio es 0,8. Cuando estamos sentados mirando la televisión, el met es aproximadamente 1. Cuando andamos, 3,5. Cuando corremos, 9.

Para calcular el gasto energético de un ejercicio, se debe multiplicar el met por el peso de la persona y el tiempo invertido en realizar la actividad física. Tal y como lo explica Jorge Alcalde en su libro ¿Por qué los astronautas no lloran?:

Se ha medido el valor met de una persona durante un orgasmo y se acerca al 3,5 de media. Pero es muy variable. Depende de muchos factores: la edad, el tipo de actividad sexual, si se practica sexo con la pareja habitual o con una pareja esporádica, etc. Muchos cálculos establecen que el rango está entre 2 met para una actividad sexual convencional con la pareja estable y 6 met para una actividad vigorosa y furtiva.

Imaginemos una persona de 60 kg con un met sexual de 3 que gasta 3,5 kilocalorías por minuto de actividad sexual. Si dejamos a un lado las fantasmadas, la media de duración del coito se establece en 6 minutos, de modo que, después del encuentro sexual apenas habremos gastado 21 kilocalorias.

Esta cifra es bastante ridícula, pero aún lo es más si restamos las calorías que quemaríamos si no estuviéramos teniendo sexo (es decir, simplemente viviendo). Entonces el gasto del coito estándar seria de solo 14 kilocalorías.

Lo mismo que ganamos si comemos 100 gramos de lechuga cruda. Así que si lo hacemos sólo por adelgazar, no compensa. El sexo no adelgaza.



Publicar un comentario