martes, 18 de abril de 2017

Los juegos de entrenamiento cerebral no sirven para nada

Seguro que has visto más de un anuncio donde te aseguran que gracias a estos juegos te harás más inteligente, mejorarás tus capacidades cognitivas y podrás fortalecer tu memoria. Pero una nueva investigación llevada a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de la Florida (FSU) ha tirado por tierra el marketing que usan estas herramientas para atraerte.


Según Neil Charness, profesor de psicología y experto en el envejecimiento y la cognición, se unió a Wally Boot un profesor asociado de psicología y estudiante de postgrado con el fin de poner a prueba la teoría de que los juegos cerebrales ayudan a preservar la función cognitiva. Boot asegura que, "nuestros hallazgos y estudios previos confirman que no existen apenas evidencias de que este tipo de juegos pueda mejorar tu vida de forma significativa".

La popularidad de estas herramientas de entretenimiento cerebral ha convertido a la industria que se dedica a desarrollarlas en negocios multimillonarios. Sin embargo, su eficacia es más que discutible y ya han sido multadas en alguna ocasión por publicidad engañosa. Según Boot, "cada vez más compañías están comenzando a ser multadas por este tipo de reclamaciones infladas y eso es algo bueno. Estas afirmaciones exageradas no son consistentes con las conclusiones de nuestro último estudio".

El equipo de la FSU se centró en averiguar si los juegos cerebrales podían aumentar la "memoria de trabajo" (o memoria operativa) que usamos al realizar una multitud de tareas. En su estudio, contaron con un grupo de voluntarios que jugaron a este tipo de juegos que supuestamente entrenan el cerebro y otros que se dedicaron a hacer crucigramas o puzzles mentales de distinto tipo. El fin de los investigadores era saber si los juegos mejoraban la memoria de trabajo de los jugadores y, en consecuencia, otras habilidades mentales, como el razonamiento, la memoria o la velocidad de procesamiento.

Y lo cierto es que no. Según explicó Charness, "es posible entrenar a la gente para que sea buena en tareas concretas de la memoria de trabajo, como memorizar 70, 80 o 100 dígitos. Pero estas habilidades tienden a ser muy específicas y no se extrapolan a otras. Ocurre lo mismo con las personas mayores que hacen crucigramas con el fin de mejorar su memoria: no van a recordar dónde dejaron sus llaves u otra información por hacer más".

Charness recomienda que, en lugar de sentarse frente al PC o la tablet y entretenerse con estos juegos, las personas hagan ejercicio aeróbico. Será mucho más beneficioso.




Publicar un comentario