miércoles, 12 de abril de 2017

Los sofocones en la menopausia pueden ser una mala señal

Desde siempre se ha considerado que los sofocos son uno de los síntomas más comunes de la menopausia. 


No obstante, para las mujeres más jóvenes con una edad comprendida entre los 40 y los 53 años, puede ser una señal de alerta. Según un estudio reciente publicado en la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS), la presencia de este síntoma está relacionado con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

El estudio, en el que participaron 272 mujeres no fumadoras con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, ha sido el primero en probar la relación entre los sofocos y la función de células endoteliales. Pero los vasos sanguíneos solo se dilataron en las mujeres más jóvenes de la muestra. Este vínculo no fue observado con mujeres de edad más avanzada (54-60 años), lo que indica que los sofocos tempranos pueden indicar la presencia de una enfermedad cardíaca según los autores. Estas asociaciones fueron independientes de otros factores de riesgo vinculados a enfermedades del corazón.

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en las mujeres. Esta investigación puede aportar una información muy valiosa para los profesionales de la salud que trabajann para evaluar el riesgo de enfermedades del corazón en pacientes menopáusicas. Los sofocos son reportados por el 70% de las mujeres, con aproximadamente un tercio de ellas que los describen como frecuentes o graves. "Los sofocos no son solo una molestia. Están relacionados con enfermedades cardiovasculares, óseas y una peor salud mental".



Publicar un comentario