sábado, 1 de abril de 2017

Microsoft dejará de espiar con Windows 10 (pero sólo al gobierno chino)

Microsoft ha confirmado que, para la versión de Windows 10 específica para el gobierno chino, va a desactivar todos sus mecanismos de recolección de datos (también conocidos como espionaje) gracias a un acuerdo con CTEC (China Electronics Technology Group), entregando así lo que parecía imposible: una versión de Windows 10 que no espía a los usuarios.


Microsoft recolecta multitud de datos del usuario con la última versión de su sistema operativo, Windows 10, incluso aunque los usuarios desactiven todas las opciones relativas a esto que están disponibles en las opciones de configuración (algunas están ocultas y no se pueden desactivar, otras se vuelven a activar solas pasado un tiempo, etc.).

Sin embargo, cuando estamos hablando de una versión específica gubernamental la cosa debe cambiar, o de lo contrario no adoptarán el sistema operativo de los de Redmont así como así. De hecho, en el pasado el gobierno chino ya prohibió el uso de Windows 8 y sus derivados, citando motivos de seguridad, y más tarde lanzó una querella anti monopolística contra Microsoft. Esto significa que ningún organismo gubernamental ni empresa pública de China podía utilizar software de Microsoft, y aunque esto no genera pérdidas como tal para la compañía, sí que dejan de ganar muchísimo dinero porque estamos hablando de decenas de miles de equipos.

Lógicamente Microsoft no ha querido seguir con esa situación en la que estaba perdiendo en favor del software libre (el gobierno chino ya hizo sus pinitos con Kylin, una versión personalizada de Linux, aunque finalmente la desechó). A raíz de esto al final Microsoft ha tenido que dar su brazo a torcer, y junto con CTEC han desarrollado una versión de Windows 10 “apta” para su uso gubernamental, al menos teóricamente. Y es que la propia compañía ha reconocido que las funciones de telemetría están tan integradas en el código del kernel de Windows 10 que eliminarlas del todo podría hacer que funciones fundamentales del sistema operativo dejaran de funcionar. No obstante, parece que no es nada que no se pueda arreglar con dinero para crear una versión “personalizada” de Windows 10.



Publicar un comentario