miércoles, 10 de mayo de 2017

Así eran las terribles cirugías en ell siglo XIX

Jean Marc Bourgery comenzó su Atlas de anatomía humana y cirugía en 1830, el cual se convertiría en la obra de su vida. Además de tener una gran repercusión en la historia de la medicina, hoy se mantiene como uno de los más completos que se hayan publicado jamás, además de ser uno de los más bellos que hemos visto.

El ilustrador que acompañó el proyecto de Bourgery fue Nicholas Henri Jacob, alumno del célebre pintor francés Jacques Louis David. Aunque el primer de los ocho volúmenes se publicó tan solo un año después, el trabajo duró nada menos que dos décadas. En la obra, se ven numerosas litografías (726 en total) coloreadas a mano que abarcan la anatomía descriptiva y general, embriología, anatomía microscópica y distintas técnicas quirúrgicas que se corresponden a cirugías llevadas a cabo en la primera mitad del siglo XIX. La obra completa tiene un tamaño de 2.108 páginas.

Están realizadas en tamaño natural y la gran belleza de su color, claridad y atractivo estético desconciertan un poco al espectador. Las fuentes de su sabiduría fueron la observación directa en laboratorio y la investigación que realizó a través de numerosas ilustraciones. En ellas, se pueden ver escenarios médicos tales como la extirpación quirúrgica de una bala a otros como cirugía de genitales u ocular.






















Publicar un comentario